129 años de la Unión Cívica Radical

El partido que enfrentó la oligarquía, creo YPF, el Salario Mínimo Vital y Móvil y Juzgó a la Junta Militar.

Por Flavio Ponce, Abogado Radical

Hoy es el cumpleaños 129 de la Unión Cívica Radical. Un partido que nació bajo el liderazgo de Leandro Alem quien convocara a reunirse a sus pares de lucha un 26 de junio de 1891 dando comienzo a la primera reunión de la UNION CIVICA RADICAL en la calle Cangallo 536. Entre los presentes se encontraban además de Leandro: Bernardo de Irigoyen, Hipólito Yrigoyen, Marcelo T de Alvear y Barroetaveña, quienes junto a un nutrido grupo de dirigentes y afiliados, ratificarán la línea principista y serán los gestores del nacimiento de un nuevo partido político, si bien se debía realizar la reunión de la Convención, la cual, había sido convocada para el 2 de julio.
La UNION CIVICA RADICAL es el resultado de aquellas incesantes luchas de Alem y sus militantes contra el gobierno conservador que quería perpetuarse en el poder con Roca, Juárez Celman y Pellegrini (desde 1880 a 1892). Estas familias representaban las clases altas de la época y se valían del poder para consumar fraudes electorales que permitieran seguir efectuando negocios y acomodos con familiares y amigos. Los elitistas de la época se referían en forma despectiva a los radicales con manifestaciones tales como “la chusma de Alem” o “el obrerismo radical” ya que en la propuesta de Yrigoyen se proponía la organización gremial de los trabajadores ferroviarios y marítimos y sus respectivas jubilaciones.
El Radicalismo es la corriente orgánica y social popular, del federalismo y de la libertad, apegada a nuestra autenticidad cultural, reivindicatoria de las bases morales de la nacionalidad. Su preocupación centrada en el hombre, no puede invertir la finalidad del Estado, cuyo intervencionismo sólo puede referirse a la administración de las cosas y a los derechos patrimoniales pero no en los derechos espirituales.
El Radicalismo poco tiene que ver con la “grieta”, el “Kirchnerismo” y con el “Macrismo”. Pues en sus orígenes se combatió a la corrupción y la oligarquía.
Durante la primer presidencia de Yrigoyen(1916-1922) y Alvear(1922-1928) se creó YPF para autoabastecernos y competir a nivel mundial con las petroleras de la época que ejercían presión sobre nuestra soberanía. (recuerden que:El peronismo en la década del 90 con Menem enajenó a YPF como lo hiciera con la luz, el gas, los teléfonos, los trenes, aerolíneas y las rutas provocando un fuerte rechazo del Radicalismo).
Durante el gobierno de Yrigoyen se presentaron los primeros proyectos del derecho al trabajo en la Argentina como la jornada de 8 horas.
El Radicalismo exhibe con orgullo la creación del SALARIO MINIMO VITAL Y MOVIL CON ARTURO ILLIA (1963-1966), la lucha contra los Laboratorios para proteger a los jubilados en la regulación de precios de los medicamentos, el 27% del presupuesto nacional destinado a la educación, la conversión en colonia de verano de la quinta de olivos para llevar los chicos de las villas a realizar actividades recreativas. La anulación de los negocios del petróleo (ya que nos obligaban a comprarnos nuestros propio petróleo que era extraído por empresas extranjeras).
El Radicalismo también muestra con amor propio la creación del artículo 14 BIS en la Constitución por Crisólogo Larralde: “…El trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y vacaciones pagados; retribución justa; salario mínimo vital móvil; igual remuneración por igual tarea; participación en las ganancias de las empresas, con control de la producción y colaboración en la dirección; protección contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado público; organización sindical libre y democrática reconocida por la simple inscripción en un registro especial…”. Así como el funcionamiento de los Gremios y la Seguridad Social.
EL Radicalismo se opuso a la guerra de Malvinas y a la amnistía que proponía Luder desde el Peronismo.
La UNION CIVICA RADICAL es el gobierno de RAUL ALFONSIN: con el juicio a la juntas militares, la creación del MERCOSUR junto a sus pares de Sudamérica, la Ley de Divorcio Vincular, la Patria Potestad compartida de los padres con sus hijos, La Intervención del Estado para regular la Economía y evitar el libre mercado donde las corporaciones se comen a los emprendedores.
Se opuso a los monopolios de los medios de comunicación. Enfrento dos veces la sublevación de militares (que aún estaban vivos y coleando) y soportó 14 paros generales (sin chistar). Implemento el PLAN ALIMENTARIO NACIONAL y EL PRIMER CONGRESO PEDAGÓGICO NACIONAL porque entendía que la educación tenía que planificarse para la posteridad.
Alfonsín propuso el traslado de la Capital al sur mostrando un absoluto alineamiento a otra lucha de carácter federal de la Unión Cívica Radical. Como lo hiciera Alem en el Senado de la Nación oponiéndose a la cesión del territorio de la provincia de Buenos Aires para crear la Capital Federal.
El Radicalismo es un partido caracterizado por la lucha constante en defensa de los partidos políticos en momentos donde se insiste en imponer personas por sobre las instituciones. Es revolucionario, ha sufrido cientos de traiciones de propios y ajenos, ha defendido el voto, la libertad y el trabajo y pese a la inocencia de quienes no conocen su historia y creen que pueden eliminarlo pues debo afirmar que se han equivocado.

A %d blogueros les gusta esto: