20 años del asesinato del joven chascomunense Mónica Blanco: «Se revive ahora el fantasma que el matador de Emilio vuelva a Chascomús»

Ayer se cumplieron 20 años del asesinato del adolescente Emilio Blanco, perpetrado en nuestra ciudad y por el cual hay un condenado a prisión perpetua, Fermín Basualdo, ex Jefe del Servicio de Calle de la Comisaría local.
Mónica Buceta y Elías Blanco, padres de Emilio, estuvieron en Dolores y con ellos dialogó nuestro colega el Diario Compromiso, sobre el triste aniversario y alguna novedad en particular sobre el condenado.
La nota del matutino de la vecina ciudad dice lo siguiente:
La mamá de Emilio decía: «son tantas las cosas que hemos pasado en estos 20 años que no nos hemos dado cuenta del tiempo que pasó. Muchas personas saben de las vicisitudes que pasamos. En cuanto a la causa, se cerró la posibilidad de llegar a conocer la verdad completa. En el juicio se lo juzgó a Basualdo pero otro policía quedó muy comprometido. La verdad para nosotros no está completa, en el crimen de Emilio participaron más personas. En el juicio se determinó quién era la persona que estaba con Basualdo, lo que llevó al Fiscal General Dr. Diego Escoda a pedir un ADN de este otro policía. Hace dos años, desde el juicio, estábamos con este tema del ADN, se pidió el año pasado que se lo realizara a esa persona, pero lamentablemente la causa estaba prescripta por el paso del tiempo.
– ¿Lógicamente, no se podía avanzar con el tema?
Si, por eso nos quedó un sabor amargo de no haber podido arribar a la verdad completa. Y algo que no pasó por alto, este policía se negó a hacerse el ADN, recurrió a un defensor oficial, y por el paso del tiempo transcurrido el Juzgado de Garantía determinó la prescripción y que no se lo debía hacer. Nosotros no decimos que haya intervenido junto con Basualdo en el crimen, pero su presencia es muy sospechosa, su proceder llama poderosamente la atención. El fue quien llevó a una testigo a declarar intentando desviar la investigación, persona ésta que al final terminó condenada por falso testimonio. También es sospechosa su presencia junto a Basualdo el día que mataron a Emilio, lo que quedó demostrado en el juicio.
– La muerte de un hijo no se puede superar. ¿Cómo se encuentran ustedes hoy, precisamente en esta fecha de triste recordación?
Quisiéramos olvidar todo lo malo que pasamos, conectarnos con lo lindo y bueno que tiene la vida, la familia, viajes, deportes en el caso de mi marido, todo aquello que durante 20 años dejamos de lado o postergamos.
– ¿Sienten alivio de haber dejado la etapa judicial atrás?
Mónica: No la hemos dejado totalmente atrás, porque vemos que las condenas no se cumplen. Si Basualdo tiene que cumplir 25 años de cárcel, que los cumpla. Lo que pasó, pasó, pero…
Elías Blanco: Basualdo fue condenado a 25 años de prisión. Nosotros creemos que la condena la debe cumplir en su totalidad en la cárcel. Basualdo cuando recién fue detenido estuvo en su casa en esa condición. Nosotros queríamos que permaneciera en la cárcel, adujo que tenía una enfermedad que no era tal, mediante pericias nunca se la comprobó, siendo trasladado entonces a la Unidad Penal de Magdalena. Hace uno meses pidió el traslado a la Unidad Penal 9 de La Plata, aduciendo ahora que tiene otra enfermedad, procurando cumplir su condena en su casa. Entiendo que si la condena es en una Unidad Carcelaria, esa no es su casa. Por eso nosotros queremos difundir lo que está pasando, queremos que la gente sepa que si Basualdo intentó antes decir que estaba enfermo y no se comprobó, ahora está intentando hacer lo mismo para cumplir su condena en su domicilio. No puede ser que se invente una enfermedad para lograr un privilegio.
– ¿Esa enfermedad anterior que puntualizan, es la que Basualdo decía que la había tratado con medicina alternativa?
Mónica: Si, en el Expediente lo único que figura es una receta por un antibiótico. Lo que él decía, era que se había tratado con un médico italiano que venía a un Country, sin presenta documentación o nombre alguno. La Cámara Penal de Dolores con esos escasos antecedentes le dio entonces el beneficio de la prisión domiciliaria. Ahora dice estar enfermo de un mal mucho menor al de entonces, la pericia médica determinará si existe gravedad o si esa enfermedad se la puede tratar en la Cárcel. A nosotros nos preocupa el actuar de la justicia, mire usted lo que ocurrió con Prellezo (condenado en el caso Cabezas). Nos preocupa que puede pasar con la condena de Basualdo después de todo lo que pasamos, de llegar a un juicio, que se comprobara su responsabilidad, con un fallo que quedó firme en Casación y ante la Suprema Corte. Nos preocupa que nuevamente procure un atajo a la condena por el tema salud y en unos años más cuando cumpla 70 años (la ley permite a esa edad cumplir la condena en el domicilio).
¿Porque así lo determina la ley?
Así lo dirá la ley, pero no debieran olvidar que Emilio era un menor y Basualdo un funcionario policial, que es un agravante. Por eso decimos, llegamos hasta acá, pensábamos que íbamos a comenzar a vivir, pero revive ahora el fantasma que el matador de Emilio vuelva a Chascomús.
– Este 28 de septiembre se cumplen 20 años del asesinato de Emilio. ¿Hay algún recordatorio especial en Chascomús?
Nosotros como familia no vamos a hacer nada. Desde el año pasado por ordenanza municipal se instituyó en Chascomús el «Día de la Memoria», por eso en las escuelas se recordará ese Día de la Memoria.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: