24 de marzo: Documento de la Comisión Municipal de la Memoria

El 24 de marzo de 1976 comenzaba en nuestro país el período más sangriento de su historia. Un golpe de estado perpetrado por las Fuerzas Armadas derrocó el gobierno constitucional e instauró una dictadura que vino a cerrar un periodo de organización y crecientes luchas de nuestro pueblo y aunó en su transcurso la más feroz represión y el despojo económico a favor de sus socios civiles. La censura férreamente aplicada no impidió que los argentinos exiliados difundieran lo que ocurría. Mientras tanto en el país, a los diferentes organismos de defensa de los derechos humanos que ya existían se fueron sumando otros que articulaban sus acciones. Nacen ahí nuestras queridas Madres y Abuelas
de Plaza de Mayo, cuya lucha constante ha sido ejemplo de heroísmo y coraje.
Chascomús no estuvo aislada en los años oscuros de la última dictadura y su sociedad estuvo también poblada por victimarios, cómplices y víctimas. Así podemos nombrar a los generales Ibérico y Alfredo Saint Jean y el capitán de corbeta César Mouján que tuvieron responsabilidad directa en el accionar del aparato represivo. La complicidad de los medios que reivindicaron y siguen reivindicando el terrorismo de estado. El secuestro y persecución de militantes políticos y sindicales chascomunenses, además de las víctimas del terrorismo de estado de nuestra ciudad, hasta aquí reconocidas, Eduardo Alberto Hernández, Raúl Héctor Ameri, Miguel Ángel Villa, María Esther Iglesias de Santi y Roberto Gustavo Santi.
La Guerra de Malvinas, intento final para perpetuarse en el poder, resultó ser el catalizador del fin de este oscuro período, junto a la resistencia que se venia forjando desde el mov por los derechos humanos y los dirigentes obreros dispuestos a salir a la calle, precipitaron la retirada de los genocidas y el acuerdo para llamar a elecciones.
Luego de recuperada la democracia, el reclamo de memoria, verdad y justicia va a ser el imperativo que comprometa a gran parte de la sociedad argentina. El castigo a los culpables, el relevamiento de los centros de detención clandestinos, la recuperación de los niños apropiados y el destino de los desaparecidos, además de desentrañar la trama de complicidades, han sido los ejes de esta lucha.
Si bien este no ha sido un proceso lineal, en este momento la Comisión Municipal por la Memoria ve con profunda preocupación hechos que, a nuestro entender, significan un verdadero retroceso y nos obligan a estar alertas, defendiendo lo conseguido por todos los argentinos.
En ese sentido, repudiamos que funcionarios del Gobierno Nacional relativicen la cifra de desaparecidos, burlándose de víctimas, familiares y del conjunto de la sociedad democrática; el retiro de programas y áreas de acompañamiento a testigos de causas judiciales por delitos de lesa humanidad; el atropello a las Madres de Plaza de Mayo; la detención de la dirigente social Milagro Sala, que viola lo establecido en la Constitución Nacional, hecho que ha sido condenado internacionalmente; el procesamiento de cientos de luchadores sociales, los atentados, la persecución política en todas sus formas, especialmente a través de la utilización de la justicia como herramienta de coerción.
En este marco resulta sumamente preocupante la creciente violencia institucional de la fuerzas de seguridad que han sido las responsables de la desaparición y posterior muerte de Santiago Maldonado, de la ejecución de Rafael Nahuel en situaciones de represión a las protestas por la tierra de las comunidades originarias. También vemos que aumentan los casos llamados eufemísticamente de gatillo fácil, como el de Facundo Ferreira en Tucumán, que no son otra cosa que ejecuciones sumarias. Agravan la situación las expresiones de apoyo en boca de las autoridades ante estos hechos gravísimos.
Paralelamente nos vemos constantemente golpeados por las noticias que refieren el otorgamiento del beneficio de la prisión domiciliaria a condenados por delitos de lesa humanidad, delitos que son inprescriptibles y cuyas penas no pueden ser conmutadas ni reducidas. Personajes emblemáticos, como el comisario Etchecolatz, quien ya había violado las condiciones de su prisión domiciliaria y ha sido condenado repetidas veces, pudo veranear con su familia en Mar del Plata. La justicia argentina, que había sido pionera en la aplicación de las normas internacionales para los casos de terrorismo de estado, se muestra más benevolente con los represores y decididamente a favor de sus cómplices civiles.
En medio de todas estas situaciones, gracias a la lucha incansable de nuestro pueblo, expresión que en cada 24 de Marzo se multiplican por miles en todo el país, se ha logrado que la Conferencia Episcopal Argentina de un paso adelante y ponga a disposición de la Justicia y los organismos de derechos humanos las 127 actas de los bautismos celebrados en la capilla Stella Maris de la ESMA entre 1975 y 1984. Entre las 55 que corresponden a nacidos en el período 75-81 se encontró la de Javier Penino Viñas, apropiado por el represor JorgeVildoza. Es esperable que este gesto sea repetido en otros lugares, para aportar más datos que lleven a la restitución de la identidad de otras víctimas;que se abran todos los archivos existentes y así romper el pacto de silencio que se están llevando los genocidas a sus tumbas.
Otro hecho destacable es la labor realizada en forma conjunta por el Equipo Argentino de Antropología Forense y el Comité Internacional de la Cruz Roja a fin de darles nombre a los restos de los soldados argentinos enterrados en el cementerio de Darwin. Hoy podemos saber quiénes eran esos 88 soldados cuyos nombres sólo eran conocidos por Dios.
La CMMCH, creada por ordenanza municipal en el año 2012, tiene entre sus múltiples objetivos el de “Generar un espacio democrático, de reflexión, debate y difusión sobre lo que significó el terrorismo de Estado en la historia nacional, provincial y municipal, y lo ya realizado por la sociedad chascomunense” en ese sentido; y el de “Impulsar la apertura de causas judiciales relacionadas o las ya iniciadas”.
Hoy,con la mirada puesta en esos objetivos, ratificamos el compromiso de quienes integramos este espacio plural con la memoria, la verdad y la justicia e invitamos a compartirlo a toda la comunidad .

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: