Abogados de Boudou apelaron la orden judicial para que vuelva a la cárcel

Presentaron un recurso ante Casación para solicitar que el exvicepresidente continúe cumpliendo la pena por el caso Ciccone en su domicilio junto a su familia.

Los abogados que defienden al exvicepresidente Amado Boudou apelaron ante la Cámara Federal de Casación la revocatoria de la prisión domiciliaria por el caso Ciccone -por el que cuenta con una condena firme a 5 años y 10 meses de prisión- y pidió que continúe con ese beneficio bajo supervisión electrónica.

El recurso fue presentado por los abogados de Boudou, Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, ante el juez de ejecución del Tribunal Oral Federal 4 Daniel Obligado, quien ahora deberá resolver si lo concede y eleva al máximo tribunal penal federal del país.

Obligado es el juez que en abril de 2020 le otorgó la prisión domiciliaria a Boudou, y también quien se la revocó el 30 de diciembre último, luego de que la Corte Suprema de Justicia dejara firme la condena contra Boudou y los otros acusados por la apropiación ilícita de Ciccone Calcográfica, la imprenta que se encontraba en quiebra y que, tras ser recuperada por allegados al exvicepresidente, fue beneficiada con millonarios contratos para la impresión de billetes.

En su presentación, los abogados de Boudou pidieron que la apelación se considere con efectos “suspensivos”; es decir, que la decisión de Obligado no se aplique hasta que Casación resuelva la apelación.

En la apelación los abogados consideraron que la decisión del juez es “errada” y “arbitraria” por “violarse las garantías del debido proceso”. En ese sentido, explicaron que el fallo no fue “correctamente fundado” ni “resulta una derivación debidamente razonada del derecho vigente”.

En los considerandos, Rúa y Peñafort remarcaron que “es imposible” que Boudou reciba en la cárcel de Ezeiza, donde estuvo detenido hasta que se le concedió el arresto domiciliario, la visita de sus hijos “mientras se mantenga la emergencia sanitaria declarada a nivel nacional y mundial y la pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud” ante el coronavirus.

Boudou permanece bajo sistema de monitoreo electrónico con prisión domiciliaria, junto a su esposa de nacionalidad mexicana y los hijos de ambos.

El 4 de diciembre último, la Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firme la condena impuesta por el TOF4 en diciembre de 2018, al rechazar por “inadmisible” un recurso extraordinario de su defensa y ello derivó en un pedido fiscal para que se revoque el beneficio de prisión domiciliaria.

Tras solicitar diversos informes, Obligado decidió que el exvicepresidente siga cumpliendo condena en una cárcel común, medida que no se aplicará hasta no quedar firme. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: