Agua: Recurso natural y esencial y un derecho de todos

El cuidado y conservación del agua debe ser una prioridad y para ello es necesario dar pasos certeros hacia la educación de los niños y las niñas, y hacer pequeños cambios de rutina, esto ayudará a proteger y conservar este vital líquido.
Desde la Dirección Municipal de Ambiente y Desarrollo Sustentable se busca concienciar acerca de la crisis mundial del agua y la necesidad de buscar medidas para abordarla.
El agua es un líquido necesario para la subsistencia de la especie humana y, en general, de todos los seres vivos del planeta, sin ella es imposible la conservación de la vida o del ecosistema.
Es un recurso no renovable, es decir, que es limitado y por ello el educar a la población acerca de su conservación es una herramienta que nos ayude a futuro como especie humana.
Hoy en día, el agua está muy amenazada por el crecimiento de la población, las crecientes demandas de la agricultura y la industria, y el empeoramiento de los impactos del cambio climático.
El valor de la misma es mucho más que su precio: el agua tiene un valor enorme y complejo para nuestros hogares, la cultura, la salud, la educación, la economía y la integridad de nuestro entorno natural. Si pasamos por alto alguno de estos valores, corremos el riesgo de gestionar mal este recurso finito e insustituible.
La forma en que valoramos el agua determina cómo se gestiona y se comparte.
Algunas estrategias conocidas que pueden resultar esenciales para cuidar este precioso recurso son:
*Cerrar la canilla al ducharse, afeitarse o cepillarse los dientes. Esto ahorra efectivamente muchos litros que no están siendo utilizados por nadie.
*Llenar el lavarropas y usar la carga completa para utilizar menos cantidad de litros de agua.
*El inodoro es una de las fuentes que más gasta agua en toda la casa. Cada vez que baja el tanque se utilizan alrededor de 5 litros de agua en una sola descarga.
*Repara las pérdidas, ya que una canilla que gotea puede perder entre 30 y 100 litros al día.
*Reutilizar el agua de la lluvia para regar las plantas es una muy buena forma de reciclar este vital líquido.
Se recomienda evitar el lavado de autos con mangueras, restringir al máximo el riego de parques y jardines, y mantener a través de los productos recomendados como cloro el agua de las piletas.

A %d blogueros les gusta esto: