Alacranes: medidas de prevención

Con la llegada del verano y las altas temperaturas, se deben extremar los cuidados para evitar picaduras de estos arácnidos que en la mayoría de los casos, se producen cuando una persona toma contacto accidentalmente con un escorpión, por lo que las principales medidas de cuidado están orientadas a evitar la exposición.
La dirección de Bromatología y Zoonosis refuerza las recomendaciones para la prevención que deben estar orientadas a evitar el ingreso de los alacranes a la vivienda y tener precaución en aquellos sitios donde se los puede encontrar.
Para ello la protección personal consiste en revisar y sacudir las prendas de vestir y el calzado antes de usarlas, especialmente si han quedado en el suelo.
Asimismo, se debe sacudir la ropa de cama antes de acostarse o acostar un bebé o niño; revisar las patas de la cuna o camas (se pueden cubrir con frascos de vidrio para evitar el ascenso de los alacranes).
Al examinar cajones o estantes tomar la debida precaución retirando progresivamente los elementos de su interior en lugar de introducir la mano o revolver. Evitar caminar descalzo en zonas donde se conozca la presencia de escorpiones.
Por otra parte, para la protección intradomiciliaria se deben colocar rejillas sanitarias de trama adecuada o con protección sanitaria, alambre tejido (mosquitero) en desagües de ambientes y sanitarios; controlar las entradas y salidas de cañerías, rejillas de desagües, así como las aberturas y hendiduras.
En puertas y ventanas conviene colocar burletes donde queden hendijas. Es fundamental revocar las paredes, reparar las grietas en pisos, paredes y techos.
En el ámbito peridomiciliario se debe realizar el aseo periódico en las viviendas y alrededores, para reducir la cantidad de insectos que sirven de alimento a escorpiones. Revisar cuidadosamente la hojarasca y los escombros y evitar juntarlos con las manos.
Los escorpiones pueden encontrarse en áreas rurales, debajo de cortezas de árboles, piedras, ladrillos) o urbanas (sótanos, túneles, depósitos) por lo cual se recomienda mantener especial cuidado cuando se examinan lugares oscuros y húmedos. Pueden utilizarse aves de corral (patos, gansos, gallinas) como predadoras de los escorpiones y como última alternativa y con asesoramiento especializado, se usará la aplicación de plaguicidas de baja toxicidad por personal entrenado.

A %d blogueros les gusta esto: