Alberto Fernández también le apuntó a la Corte: dijo que tiene una “discrecionalidad pasmosa”

 

Tras las críticas de la vicepresidenta, el mandatario arremetió contra el máximo tribunal y puso como ejemplo, aunque sin nombrarlo, el caso de Amado Boudou.

El Presidente Alberto Fernández volvió a cuestionar a la Corte Suprema y se plegó así a las críticas de su vice, Cristina Fernández de Kirchner, al sostener que el máximo tribunal tiene una “discrecionalidad pasmosa” para tratar algunos temas.

“En la Corte Suprema la apertura de los recursos tiene un nivel de discrecionalidad pasmosa, que no puede tolerarse y seguir aguantándose, y que debe ser corregido, regulado. Eso va a ser en favor de la Corte”, expresó el primer mandatario en una entrevista radial.

Las críticas de Fernández se dieron días después de que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner criticara con dureza a la Corte, en una carta pública en la que acusó al tribunal de buscar condicionar al Gobierno. Además, este jueves el mandatario recibió el trabajo final de la comisión encargada de analizar una posible reforma judicial que incluía cambios en la composición de la Corte.

Fernández indicó que se refería al tema de los recursos presentados ante el máximo tribunal “no para entrar en una disputa con la Corte, sino para que el ciudadano común entienda de lo que hablo, para que todos entiendan. Cuando uno llega a fin de año descubre que la Corte intervino en 20.000 casos pero sentencias saca menos de 100, con mucho tiempo de demora”.

Si bien no hizo una alusión explícita al caso, el Presidente pareció referirse a la ratificación de la condena contra Amado Boudou por la compra irregular de la ex imprenta Ciccone: la semana pasada la Corte rechazó el último recurso presentado por la defensa del ex vicepresidente sin analizarlo, dejando así firme la pena. Aunque el mensaje pareció claro, Fernández no se refirió al caso de Boudou, a quien había cuestionado duramente cuando se alejó del kirchnerismo.

Sobre el informe de la comisión de juristas, el Presidente adelantó que “en muy pocos temas se han puesto de acuerdo”, pero que en el fondo “todos plantean cambiar las cosas”.

“Entre las cosas que se plantean está esa facultad que tiene la Corte que le permite decidir cuándo intervenir y cuándo no con cierta discrecionalidad, cuándo abrir un recurso y cuándo no abrirlo, con total discrecionalidad. Eso me parece que es algo absolutamente nocivo”, insistió Fernández. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: