Alberto Fernández viaja a Mendoza para retomar la campaña electoral tras su triunfo en las PASO

En la agenda diaria de Alberto Fernández hay reuniones y encuentros con gobernadores, candidatos, intendentes, economistas y empresarios. Mira los números distrito por distrito y los lugares donde puede ampliar la ventaja. Mendoza es, como la ciudad de Mar del Plata a la que algunos llaman la ‘decimosegunda provincia’ por su número de votantes, la esperanza del peronismo antes de la definición nacional. Es además la primera provincia donde se elige gobernador antes del 27 de octubre y donde el domingo 1° se vota intendente en cuatro de las principales ciudades, todas ellas de gestión peronista lo que explica el adelantamiento respecto a la gobernación provincial: San Martín, San Rafael, Tunuyán y Lavalle.
Mendoza será su primer destino y estará allí 48 horas. El jueves próximo estará en el norte de la provincia mientras que el viernes 23 recorrerá el sur, con foco en la ciudad de San Rafael.
Mendoza fue uno de los pocos destinos en el que coincidió con Cristina Fernández, su compañera de fórmula, aunque en fechas diferentes. En ese distrito, donde el gobernador Alfredo Cornejo acaba de hacer un intento por despegar del Gobierno nacional, la fórmula Fernández-Fernández se impuso por 440.000 votos contra los 406.000 de Mauricio Macri-Miguel Ángel Pichetto.
La candidata a gobernadora del Frente de Todos, la senadora Anabel Fernández Sagasti, subrayó que en la elección nacional el justicialismo ganó en 14 de los 18 departamentos, muy por encima de las PASO para la gobernación realizadas en junio. En aquel primer test electoral la suma de Cambiemos superó los 43 puntos y la oposición peronista quedó con poco más de 35.
El domingo 11 en cambio, en la categoría para diputados nacionales, el gobernador Alfredo Cornejo quedó 9000 votos por debajo de la lista que lideró Marisa Uceda, la ‘elegida’ de Fernández Sagasti. El peronismo buscará ampliar ese resultado, interpretado por los radicales como un ‘empate técnico’. En los hechos es menos de un punto de diferencia.
El candidato del Frente de Todos no sólo piensa agrandar la ventaja para el 27 de octubre. Lo que tratará es de ayudar a transferir sus votos hacia Fernández Sagasti en la elección del 29 de septiembre. Para la senadora no es fácil, enfrentará al intendente de la ciudad capital, Rodolfo Suárez.
El lunes 12 fue Suárez quien dijo que «Macri no debería haber sido candidato a presidente». De hecho fue por el temor a una derrota local con el arrastre negativo de la fórmula nacional que el gobernador Cornejo, además presidente de la UCR, decidió desdoblar las elecciones provinciales. Los únicos que no pudieron hacerlo en el oficialismo fueron Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, por pedido de la Casa Rosada.
Las elecciones mendocinas darán además a Fernández la excusa para salir de viaje antes del plazo legal para el inicio de la campaña electoral nacional, campaña que arranca el 22 de septiembre.

A %d blogueros les gusta esto: