Alejandro Arias: “el consumo excesivo de agua en verano reduce las reservas y es necesario un uso racional y solidario”

Con la llegada del verano y las altas temperaturas, el consumo de agua potable se incrementa notablemente en la ciudad lo que puede generar inconvenientes como baja presión o interrupción del servicio en algunos sectores.
Al respecto, el Secretario de Obras y Servicios Públicos, Alejandro Arias, aseguró que actualmente “el sistema está trabajando casi al límite porque la red ha quedada obsoleta en cuanto a su tecnología y su gestión y las dimensiones que tiene que no son suficientes para el crecimiento y desarrollo que tuvo Chascomús en las últimas décadas”.
“El estado deficitario de la red, que arrastra muchos años de falta de inversión, ampliación y mantenimiento, se suma al exceso de uso para llenado de piletas, lavado de autos y riego, y es fundamental el uso racional y solidario por parte de los vecinos”, consideró.
Arias explicó que se lleva adelante una transformación integral del sistema (Plan Integral de Agua Potable), con la construcción de dos nuevos pozos de extracción que van a incrementar el volumen y mejorar la calidad del agua para reemplazar a las perforaciones urbanas que ya tienen casi agotada su vida útil. A ello se suman los trabajos de ampliación y mejora de la red, con las tres etapas de Macromalla y la ampliación del punto de distribución, con la construcción de la nueva cisterna.
“La falta sistemática de inversión durante muchos años provoca deficiencias que los vecinos sufren cotidianamente y que cambiarán gracias a las obras que están en desarrollo, pensadas para mejorar las presiones y caudales dentro de la red existente”, explicó.
En ese sentido, señaló que “desde el comienzo de la gestión del Intendente Javier Gastón nos comprometimos a solucionar problemas estructurales que Chascomús arrastra desde hace décadas. Los proyectamos, los gestionamos y los estamos haciendo. Esta reformulación lleva mucho tiempo y estamos en una etapa de intensa actividad”.
Sin embargo, dejó en claro que las obras servirán para mejorar la calidad del servicio pero que si no se realiza un consumo responsable por parte de los vecinos habrá nuevas dificultades.
“Hoy, si hay tres o cuatro días de altas temperaturas consecutivos, el sistema no alcanza a recuperarse, no sólo la red en general, sino que eso ocurre en los propios domicilios y no se alcanzan a llenar los tanques y empieza a escasear el agua en la periferia. Les pido a todos que generen nuevos hábitos y que cuide muchísimo el recurso porque no es renovable. Estamos sacando agua del acuífero Puelche, a 80 o 100 metros de profundidad, y esa agua de altísima calidad es la que usa la gente para el baño, para llenar las piletas de lona (que no está permitido) lavar los coches o regar la vereda. Estas son inconductas que se fueron generando a través del tiempo y cuesta mucho cambiar y lograr que se tome conciencia”, manifestó.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: