Angelini: «La territorialidad era la cuenta pendiente del PRO»

El diputado nacional por Santa Fe y flamante integrante de la Mesa Ejecutiva del partido habló de los cortocircuitos internos por el comunicado difundido tras el crimen de Fabián Gutiérrez, la intervención a Vicentín y las sesiones virtuales en el Congreso

El diputado nacional por Santa Fe y flamante integrante de la Mesa Ejecutiva del PRO que se conformó esta semana, Federico Angelini, dijo que «la territorialidad era una cuenta pendiente» de su partido y por eso será uno de sus ejes en la pospandemia.
En una entrevista con Télam, Angelini explicó los motivos de la conformación de la Mesa Ejecutiva del PRO, tras los cortocircuitos dentro de la coalición opositora por el comunicado difundido horas después de la muerte del exsecretario presidencial Fabián Gutiérrez, y aseguró que su importancia radica en que tiene «no solo poder político sino operativo y de relación» con sus socios de Juntos por el Cambio.
El diputado nacional y vicepresidente del partido, defendió además la postura de esa coalición en contra de la intervención a la empresa Vicentin y pidió que el Congreso sesione en forma presencial.
Para el legislador, «en el resto del mundo los poderes del Estado trabajan al máximo; pero acá la Justicia no está trabajando y el Congreso debería esforzarse más».
– Télam: Usted integra la Mesa Ejecutiva que acaba de crear el PRO ¿Por qué se formó?
– Angelini: Estaba previsto en la carta orgánica del partido. Es para tomar las decisiones del día a día y no necesitar una convocatoria más amplia para temas que necesitan cierta rapidez. Es importante porque tiene no solo poder político sino operativo y de relación con nuestros socios.
– T: ¿No se formó por los cruces internos que generó el comunicado que decía que el crimen del exsecretario presidencial Fabián Gutiérrez revestía gravedad institucional?
– A: Se tendría que haber conformado hace un tiempo y la cuarentena hizo que se demorara la decisión. Claramente algún debate que tuvimos puertas adentro mostró la necesidad de conformarla para tomar decisiones más orgánicas que pasen por un tamiz político. Para mí es un orgullo estar, en un partido donde generalmente tenía más peso la Capital y la Provincia.
– T: ¿Qué cambiará con esa Mesa Ejecutiva?
– A: No es lo mismo definir algo entre 40 o 45 personas que entre 9, quienes vamos a tener un contacto diario. Va ayudar muchísimo a tener más coordinación. Es todo un desafío porque ya no estamos en el poder, tuvimos que conformarnos como un espacio que tiene que convivir con otros partidos y al mismo tiempo ser oposición en un momento difícil de la Argentina.
– T: ¿Cómo será esa reconfiguración del PRO para adelante?
– A: La cuarentena nos permitió tomarnos un tiempo de debate interno sobre qué queremos para el futuro, en la construcción de una alternativa al kirchnerismo. La nueva estrategia incluye darle una identidad clara al PRO, centrarnos en el partido y sus cartas orgánicas cuando antes todo el esfuerzo lo tenía la gestión. El otro eje será la territorialidad, que era una cuenta pendiente del PRO. Estábamos muy dependientes del radicalismo en eso y hoy nos marcamos como objetivo crecer en cada punto del interior del país. Más allá de ser un partido nacional estaba muy concentrado en Capital y Provincia, y ahora hay un espíritu federal, para ir a dar la discusión y sumar gobernadores, legisladores nacionales, distritales, y departamentales. Competir en el buen sentido con nuestros socios y ganarle espacio en las provincias al peronismo.
– T: ¿Usted se ubica con los halcones o las palomas de PRO?
– A: Me siento identificado con la lógica de defender los valores de la República cuando quieren avanzar contra la propiedad privada o la Justicia, o cuando avalan la liberación de presos que hizo la Justicia Federal. Ahora, con cuestiones sanitarias y de gestión se necesita trabajo conjunto, es el camino. Creo que hay que trabajar de la misma manera en la cuestión económica, pero no veo por ahora esa voluntad en el Gobierno.
– T: ¿Cómo ve al Congreso hoy en esta pandemia?
– A: Hay mucho debate sobre cómo continuar las sesiones. Teníamos un acuerdo para sesiones virtuales, pero terminó el plazo. Y cuando hubo temas que no estaban consensuados las sesiones virtuales mostraron falencias. Creo que debería sesionar de forma presencial utilizando lugares más amplios. Pero ante la imposibilidad de lograrlo, que por lo menos se siga virtual, para que el Congreso tenga un papel importante en pandemia. En el resto del mundo los poderes del Estado trabajan al máximo. Acá la Justicia no está trabajando y el Congreso debería esforzarse más. Estamos a contramano de los demás.
– T: ¿Los contagios que ya hubo de varios diputados no atentan contra las sesiones presenciales?
– A: Se debería mantener distanciamiento, en muchas provincias se hace eso. Se puede utilizar un microestadio y tener las medidas necesarias para evitar el contagio. Si los médicos están trabajando a full y las fuerzas de seguridad sin descanso, la Justicia y el Poder Legislativo tendrían que hacer lo mismo.
– T: Como diputado santafesino ¿cómo define la postura de Juntos por el Cambio de defender a la empresa Vicentin?
– A: No peleamos por Vicentin. Peleamos por la defensa de la propiedad privada y la división de poderes. Vicentin es hoy pero mañana puede ser una bodega mendocina o una algodonera en el Chaco. Es el mensaje que le queremos dar a los que van a tener que invertir para recuperar los puestos de trabajo que se están perdiendo. El mensaje contra la seguridad jurídica va a generar que las inversiones se vayan a Chile, Paraguay o Uruguay.
– T: ¿Qué postura tiene hoy el gobierno provincial?
– A: Inicialmente tomó la decisión de acompañar la intervención del gobierno nacional, pero se dio cuenta de que la mayoría de los santafesinos estaban en contra. Insisto, no en la defensa de Vicentin, sino en el rechazo al avasallamiento. En el norte santafesino sí defienden a Vicentin, porque hace 90 años que está ahí y tiene mucho vínculo con la región, se generó mucha industria alrededor de Vicentin, que tiene una política de compre local y salvó empresas que estaban a punto de caer como FRIAR, que hoy exporta.
– T: Finalmente, ¿cómo se vive la cuarentena en su provincia?
– A: En Santa Fe ya estamos en distanciamiento social, no en aislamiento. No estamos sufriendo las consecuencias que vive el AMBA. Pero sí vemos que vamos a sentir los efectos económicos. (Telam – Por Laura Capriata)

A %d blogueros les gusta esto: