Axel Kicillof anunció que desde mañana habrá vacunación libre para grupos de riesgo en la provincia de Buenos Aires

Los mayores de 50 años, los trabajadores de la salud, la educación, las fuerzas de seguridad, los mayores de 18 años con comorbilidades y las personas gestantes podrán inocularse sin turno

 

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció que desde mañana en la provincia de Buenos Aires pueden acceder a la vacunación libre todos los grupos de riesgo, es decir, los mayores de 50, los trabajadores de la salud, la educación, las fuerzas de seguridad, los mayores de 18 años con comorbilidades y las personas gestantes.

“Se extiende el programa de vacuna libre hasta alcanzar a todos los grupos priorizadas a partir de mañana. Con solo acercarse con el DNI y acreditando su condición de priorizado se puede vacunar sin turno en toda la provincia”, indicó el mandatario provincial durante una conferencia de prensa.

Además, agregó que todos aquellos que hayan perdido el turno de las primeras dosis pueden concurrir ahora a cualquier vacunatorio de la provincia de Buenos Aires. “Estamos ampliando la capacidad y el acceso a la vacunación”, destacó Kicillof.

Antes, y por otro lado, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, anunció que todos los bonaerenses que regresen desde el exterior deberán realizar un aislamiento obligatorio en hoteles, con estadía a cuenta de los propios pasajeros.

“Estamos trabajando con nuestros equipos en una normativa que implicará que toda aquella persona que regresa del exterior con domicilio en la provincia de Buenos Aires se va a tener que aislar 4 días en hoteles que vamos a poner a disposición en un registro, a costo de la persona que regresa del exterior. Después van a tener que cumplir el aislamiento total en su domicilio. En total son 4 días en hotel y tres días en su domicilio”, informó. La resolución estará vigente a partir del 1° de julio.

Axel Kicillof y Carlos Bianco Aglaplata)Axel Kicillof y Carlos Bianco Aglaplata)

Con relación a la situación epidemiológica, Kicillof informó que “la caída de casos de las últimas cinco semanas se detuvo e incluso se revirtió, hay que hacer un esfuerzo mas para que los casos no vuelvan a crecer”. A su vez, se refirió a las políticas para evitar en el país la circulación de la variante Delta del coronavirus.

“Una vez que las variantes mas contagiosas ingresan se vuelven dominantes. Vino Manaos y Reino Unido y en poco tiempo el 90% de los casos obedecían a estas variantes. Alguien las trajo de afuera. Hoy sabiendo que esta variante Delta es 60% mas contagiosa, que en India produjo una avalancha de contagios difícil de domar, ahora no alcanza que hagamos lo mismo que hacíamos antes”.

“Hay que evitar que ingresa la variante Delta como ocurrió en muchos países. Y si no se puede evitar hay que demorarlo. Si de pronto entran muchos portadores de la variante Delta vamos a tener más contagios y todos los esfuerzos que hemos hechos van a volar por los aires”, señaló.

Y amplió: “Chile cerró sus fronteras. Países muy protegidos como Israel y Australia registran ahora más contagios. Hay que evitar que los que se hayan ido al exterior y regresen al país esparzan el virus y sean asintomáticos. Pueden tener el PCR negativo y manifestarse mas adelante. Lo mas efectico que se hace en muchos países del mundo es mantenerlos aislados 7 días. En los controles encontramos que el 30% no cumple el aislamiento. Es falta de solidaridad tener esta actitud”.

Con relación a esta situación, el gobierno nacional tomó una posición determinante frente a la situación que viven las personas que salieron del país en los últimos meses y quieren regresar, pero sus vuelos fueron reprogramados como consecuencia de la significativa baja en el cupo de pasajeros que pueden ingresar que la Argentina según el último DNU: no los asistirá.

El último decreto firmado por el presidente Alberto Fernández determinó que el cupo de ingreso diario se reduzca de 2000 a 600 pasajeros, lo que obligó a las aerolíneas a reprogramar los vuelos y a los argentinos que querían volver al país a reorganizar su vida en el exterior.

El Gobierno no hará gestiones para repatriarlos ni los asistirá económicamente. Tampoco les facilitará la logística para que puedan estar más cómodos en la espera que les toque llevar adelante. Los que quedaron varados en el exterior deberán esperar a que las aerolíneas les den opciones para volver al país y se tendrán que pagar los costos que les genere esa demora.

(Fuente: Infobae)

A %d blogueros les gusta esto: