Ayer en una triste jornada hubo dos suicidios en nuestra ciudad

(Foto: Marcelo Caggiano – FM Sonar)

Ayer, a raíz de un llamado al 911, se constituyó personal de la Estación de Policía Comunal en el Hotel Chascomús, ubicado en la Lastra 367, donde se constató que en la habitación 7 había una persona de sexo masculino sin vida, tendido sobre cama de una plaza, junto a una cuchilla, y sobre la mesa de luz un escrito que decía «perdón x lo que va a apagar. Llamar x mi cuerpo …. (Obraba un número telefónico)».
La denuncia fue realizada por la dueña del hotel, Marcela Abertina Pizarro, dado que el huésped no atendía la puerta, pudiéndose determinar que el hombre se había registrado como Adan Pablo Ricardo de 47 años de edad, DNI 23.581.207, de Wilde (partido de Avellaneda), sin otros datos.
En comunicación telefónica de la policía mantenida con el titular de la UFID 10, Dr Jonatan Robert, dispuso la presentación de peritos en el lugar, declaración testimonial del personal del hotel y otras diligencias de rigor. También se solicitó que acudiera la Policía Científica.

Por otra parte se conoció que el cuerpo del occiso estaba sobre la cama y que en principio se habría hecho un puntazo a la altura del Corazón.
Cabe destacar finalmente, que se iba a realizar la autopista, siendo llevado el cadáver a la morgue de Dolores.
La causa fue caratulada como “Averiguación causales de muerte”.
En la calle Colombia
Por otra parte, también en la víspera, en la calle Colombia 37, el vecino Mauricio Gonzalía, de 86 años de edad, fue encontrado, en el patio de la casa, colgado de una soga que se hallaba atada en gajo de una planta y el otro extremo alrededor del cuello, utilizando además una escalera.
Según lo manifestado por su pareja Ofelia Ester Marzon, estaba deprimido pero ayer, a las 11 horas, cuando salió a realizar mandados lo vio con vida.
En comunicación telefónica de la policía con la UFID 10, a cargo del Dr. Jonatan Robert, se dispuso presentación de peritos en el lugar, declaración testimonial de la mujer y diligencias de rigor. Se solicitó Policía Científica.
El hecho fue caratulado como “Averiguación causales de muerte”.

A %d blogueros les gusta esto: