Barras de Independiente se enfrentaron a tiros en el centro de Avellaneda

Hay heridos, unos 19 detenidos y armas secuestradas, entre ellas dos pistolas 9 milímetros.

A días de la vuelta de los hinchas a las canchas, dos facciones de la barra brava del Club Atlético Independiente​ se enfrentaron a los tiros en pleno centro de Avellaneda. Según informaron fuentes oficiales, hay heridos que ya fueron atendidos, unos 19 detenidos y armas secuestradas, entre ellas dos de 9 milímetros.

El enfrentamiento confuso sucedió este martes a la tarde fuera de la sede del club, en la avenida Mitre al 470, intersección con calle España, donde dos grupos de hinchas iniciaron un ataque que incluyó disparos, piedrazos y golpes entre ellos mismos. Las corridas y el tiroteo siguieron hasta la avenida Belgrano.

La tranquilidad de un día común y corriente de pronto se vio disuelta por el terror. De un momento a otro, todo se desmadró y las escenahttps://twitter.com/conexionbsas/status/1442950471136645120s de locura dominaron las calles de Avellaneda. Tiros de bala de plomo. Cascotazos. Corridas. Autos y comercios destrozados. Fueron varios minutos de descontrol y batalla campal entre decenas de barras identificados con Independiente.

Vecinos de la zona filmaron los ataques y gran parte de los hechos quedaron registrados por esos videos caseros. La desesperación de los vecinos fue total. Los comerciantes rápidamente bajaron sus persianas. La preocupación máxima fue que a un par de cuadras se ubica el colegio Pio XII, que tiene Jardín de Infantes, Primario y Secundario. Los chicos del turno tarde estaban en clase y debían salir un rato después de que todo ocurrió. Por este motivo se pidieron refuerzos policiales.

La llegada de la Policía fue el principio del fin. Ahí se disipó la lucha entre ambos lados, pero comenzó el enfrentamiento con los efectivos policiales. Muchos trataron de escapar hacia capital y fueron apresados en Barracas. Por eso intervinieron tanto la Policía de la Ciudad como la Bonaerense.

¿Qué fue lo que detonó el feroz choque? Hay varias versiones, algunas apuntan la interna por la vuelta del público a las tribunas y la puja por decir presente; y otras señalan una cuestión más profunda vinculada con las elecciones que deben realizarse en el Rojo el 19 de diciembre en la sede.

Independiente volverá a tener hinchas en el estadio Libertadores de América el lunes 11 de octubre cuando reciba a Gimnasia La Plata por la fecha 15 del torneo de la Liga Profesional. Al igual que todos los clubes, por disposición del Gobierno, solamente contará con el 50 por ciento de aforo. Es por eso que los lugares quedan reducidos y esto, claro, reaviva la interna de los violentos que desde hace años vienen peléandose en el Diablo de Avellaneda.

Pero lo que habría desencadenado este tiroteo estaría relacionado a la renovación de los carnets de los barras con vistas a las elecciones de fin de año, en las que Hugo Moyano buscará su tercer mandato. Cuentan que por este motivo ambas facciones se trenzaron cerca de la sede y propagaron el temor por varias cuadras ante las corridas con palos, piedras y armas blancas y de fuego. Un verdadero caos.

Pablo Bebote Alvarez era el líder de uno de los bandos, pero luego de estar preso por extorsionar a Ariel Holan y por ser parte de una asociación ilícita, dice estar retirado del tablón. Ese grupo, llamado “Somos Nosotros”, entonces, habría quedado en manos de Juani de Gerli y gente de Barracas. El otro bando, denominado “Dueños de Avellaneda” es el que encabeza César Loquillo Rodríguez, a quien le destruyeron el auto.

“Fue un avance para ver si podían acceder a algo, pero inmediatamente nos notificaron que esta gente se querían hacer socia estando en el derecho de admisión”, sostuvo Héctor Maldonado, secretario general de Independiente y mano derecha del presidente Moyano.

Yoyo Maldonado amplió enTV: “La mayoría tienen derecho de admisión. Hace poco renovamos el padrón y los barras quedaron afuera. Me llama mucho la atención que esto suceda ahora. Estos tipos fueron funcionales en cierto momento a un gobierno que estuvo en el país (por el gobierno de Mauricio Macri). Nosotros en el 2017 empezamos a ser acusados a través del fiscal (Sebastián) Scalera y tomó como testigo la declaración de los barras asociándonos a infinidad de cosas insólitas. Y estos son los mismos personajes, pero no sé si tienen algo que ver con lo de hoy”.

Para el dirigente, los barras “buscan desacreditar a la Comisión Directiva porque desde que estamos nosotros esta gente no pudo entrar nunca más. Hasta ese momento eran dueños del club y hacían lo que querían”.

Gustavo Gómez, titular de Aprevide, declaró: “Entendemos que se trata de un sector de la barra de Independiente que, aprovechando que había gente haciendo trámites para hacerse socios a fin de volver a la cancha, emprendieron un ataque. Ahí se armó el desbande que vieron”.

“Son bandas delictivas que se disputan un territorio”, agregó el funcionario a cargo de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte, que depende del Ministerio de Seguridad bonaerense, a cargo de Sergio Berni. Y añadió: “No hay heridos de gravedad y el caso ya está en manos de la justicia”. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: