“Brote verde”: el uso de la capacidad instalada de la industria está en niveles superiores a 2019

Se ubicó en el 60,8% contra el 57,7% de igual mes del año pasado. También creció con respecto a agosto y alcanzó su máximo valor desde el comienzo de la cuarentena.

La utilización de la capacidad instalada de la industria fue del 60,8% en septiembre, con un crecimiento de 3,1 puntos porcentuales respecto de igual mes del año pasado y un 2,4%  en relación a agosto de 2020.

Los números de septiembre mostraron el primer dato positivo de la industria desde abril último, cuando el efecto de la cuarentena impactó de lleno en la actividad. Desde entonces, los números fueron inferiores a los de 2019.

En septiembre, el crecimiento de forma interanual en el uso de la capacidad instalada alcanzó a seis de los 12 bloques sectoriales, mientras que en agosto había crecido solo un sector. Los bloques sectoriales que presentaron en septiembre de 2020 niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general fueron los dedicados a la producción con minerales no metálicos (77,8%), papel y cartón (71,2%), sustancias y productos químicos (69,8%), industrias metálicas básicas (68,7%), productos alimenticios y bebidas (64,7%) y productos del tabaco (64,1%).

Los bloques sectoriales que durante el noveno mes del año se ubicaron por debajo del promedio de 60,8% en el nivel de uso de la capacidad fabril fueron refinación del petróleo (59,5%), edición e impresión (57,1%), productos de caucho y plástico (52,8%), productos textiles (48,5%), industria automotriz (46,2%) y metalmecánica excepto automotores (44,7%).

En tanto, con respecto al mismo mes del año anterior, la principal incidencia positiva se registró en el bloque de sustancias y productos químicos, con un nivel de utilización de la capacidad instalada de 69,8%, con un crecimiento de 22,1 puntos porcentuales respecto al 47,7% de igual lapso de 2019.

La mayor utilización de las plantas productivas se vincula principalmente con el crecimiento de los niveles de fabricación de productos químicos básicos y materias primas plásticas; también incide positivamente el mayor nivel de elaboración de productos de higiene personal y de limpieza.

Además, en la comparación interanual, la mayor actividad de los fabricantes de maquinaria agropecuaria y de aparatos de uso doméstico incidió positivamente en la utilización de la capacidad instalada de la metalmecánica excepto automotores, que alcanzó en el mes bajo análisis un nivel de 44,7%, superior al 40% registrado en 2019.

Los sectores más dinámicos

Durante septiembre, diez de las dieciséis divisiones de la industria manufacturera presentaron subas interanuales en su nivel de actividad, subrayó el Indec en su informe.

En orden a su incidencia en el nivel general, la actividad fabril registró incrementos en los sectores sustancias y productos químicos, 15,2%; alimentos y bebidas, 6,1%; maquinaria y equipo, 21,2%; y muebles y colchones, y otras industrias manufactureras, 18%.

También cerraron en alza los rubros dedicados a las producción de madera, papel, edición e impresión, 6,8%; vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes, 9,6%; otros equipos, aparatos e instrumentos, 9,8%; productos minerales no metálicos, 5,2%; caucho y plástico, 6,1% y tabaco, 7,8%. (DIB) JG

A %d blogueros les gusta esto: