El cadáver encontrado en la laguna no era del sindicalista prófugo y continúa el misterio

Tal como lo adelantó ayer El Fuerte

Tras la autopsia realizada ayer del la autopsia del cadáver encontrado en la laguna, el comisario Marcelo Amadeo informó, tal como lo adelantó EL FUERTE en su edición de la víspera, que contra las hipótesis que manejaban los investigadores y la fiscalía, el cuerpo no pertenece a Walter Leguizamón, el sindicalista de la UOCRA prófugo e imputado por el homicidio de un trabajador de la construcción.Tras la autopsia realizada ayer del la autopsia del cadáver encontrado en la laguna, el comisario Marcelo Amadeo informó, tal como lo adelantó EL FUERTE en su edición de la víspera, que contra las hipótesis que manejaban los investigadores y la fiscalía, el cuerpo no pertenece a Walter Leguizamón, el sindicalista de la UOCRA prófugo e imputado por el homicidio de un trabajador de la construcción. Ya en horas de la mañana de ayer, antes de practicarle la operación de autopsia, los peritos tomaron las huellas dactilares al cuerpo con la técnica de necropapiloscopía forense y comparadas con la ficha que Leguizamón tiene en la Justicia el resultado había sido negativo. La misma arrojó que esta persona, aún no identificada, falleció por un shock hipobolémico por disparo de arma de fuego, esperándose ahora el informe del equipo de necropapiloscopía y odontología de La Plata, para determinar la identidad, dato que se brindaría en las próximas horas.De esta forma todo volvió a fojas cero, y a la pregunta de ¿quién era la víctima?, ahora hay que agregarle la de ¿dónde está el ex sindicalista prófugo?En cuanto al asesinato, se cree que fue el jueves pasado a la madrugada y dos disparos de escopeta a corta distancia fueron la causa de la muerte.”El asesino le disparó desde una distancia bastante corta. Fueron dos disparos de escopeta de calibre chico, uno a la altura del hígado y el otro un poco más arriba”, se informó. Esa fue la causa de la muerte. Y añadió que: “No hubo castigo previo, el resto de las lesiones fueron post mortem”.Luego, lo ataron con alambres de aluminio a la altura de los codos y de las rodillas, y ajustaron las ligaduras con una pinza; y así lo arrojaron al agua. No descartan que hayan intentado envolverlo en film, ya que había rastros de ese material.Posteriormente, el sábado a la mañana un vecino encontró el cuerpo flotando en las aguas y alertó a las autoridades.Cabe señalar que los investigadores difundieron señas particulares de la víctima: se trata de un hombre de entre 45 y 50 años que tiene tatuado un tribal en la cara externa de cada uno de sus brazos y una estrella rojiza grande en el omóplato izquierdo.”Para poder identificar al cuerpo, sus datos ahora serán cotejaron en el Sistema de Identificación Automática de huellas dactilares (Afis por sus siglas en inglés) y también irán al Sifebu (Sistema Federal de Búsqueda de Personas), que está vinculado al Renaper. Por lo que si tiene antecedentes o si renovó el DNI y le digitalizaron la huella, se podrá conocer de quién se trata”, se detalló.En ese marco, se pensó inicialmente que se trataba de Walter Leguizamón, un ex secretario general de la UOCRA de Lomas de Zamora que está prófugo desde 2015, ya que el cadáver encontrado en la laguna respondía a ciertas características del gremialista.Claro que, el propio abogado del sindicalista había dado indicios de que podía no tratarse de su defendido: le enviaron fotos del cadáver y no las reconoció.Las fuentes judiciales habían establecido que Leguizamón, alias “El Lobo” y a quien se acusa de liderar una patota que asesinó en 2014 al obrero Darío Avalos cuando pedía junto a un grupo de trabajadores la reincorporación de los despedidos, había sido detectado en la ciudad de Chascomús y que las escuchas judiciales le habían perdido el rastro la semana pasada, cuando señaló que se encontraría con sus familiares ya que su hijo adolescente había tenido un intento de suicidio.En anteriores allanamientos a posibles lugares de estancia de Leguizamón, se habían encontrado armas y medio millón de pesos en efectivo, según las fuentes policiales que participan en su búsqueda. Antes de haber sido ubicado en Chascomús, donde había sido empleado en una constructora bajo su nombre verdadero y contratado en blanco, las pesquisas lo buscaban en un domicilio en Villa Gesell y se sospechaba de su paradero en una estancia en el interior de la provincia de Buenos Aires.Los investigadores señalaron al periodismo que continuarán con las investigaciones para encontrar a Leguizamón, quien al parecer volvió a esfumarse y el juicio en su contra por el crimen de Avalos sigue pendiente. Cabe resaltar por último, que justamente, por ese caso hubo otros dos juicios: el primero condenó a 5 personas, con dos sentencias a cadena perpetua. El mes pasado culminó el segundo, que determinó la condena de Héctor Cabrera (Secretario Adjunto de la UOCRA Lomas de Zamora) como autor intelectual del crimen; Jonathan Vega (hermanastro de Leguizamón) y Sergio Fernández como actores materiales del asesinato.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*