El cambio gana terreno; los controles, lo pierden; seguros individuales y Seillant, a priori, por 2 años más

Consejo Directivo de la LChF

Quedando la sensación que incluso la innovación del formato de competencia podría haber tenido mejor resultado en la votación con la presencia de los ausentes (¿se animarán sus impulsores a proponer nuevamente el tratamiento del tema en el Consejo Directivo de la Liga Chascomunense de Fútbol del 5 de febrero en el estadio Juan Silverio Oroz?), lo que también se evidenció en la UVE fueron visiones diferentes respecto del apto médico obligatorio para aquellos que vayan a jugar en la LChF en la presente temporada.
Con el común denominador de todavía ninguna institución haber presentado algo respecto de este requisito votado el 31 de octubre pasado ante el fallecimiento del arquero de Las Mandarinas, Marcelo Illarra, en pleno partido en El Indio de Brandsen, no fueron pocos los dirigentes que opinaron que será imposible cumplir con la ficha médica por razones que exceden a los clubes (falta de lugares o tiempo para hacerlo; los costos; la no respuesta de los propios futbolistas), aunque terminó primando lo decidido en su momento tanto por la firmeza de la Mesa Directiva como de otros tantos delegados. “Se hace, o no tenemos campeonato”, aseguró el presidente liguista Luis Seillant, que luego agregó: “No podemos estar pensando en las consecuencias o penalidades por no cumplir con este requisito; hay que cumplirlo”.
En cuanto al seguro de jugadores, la información que fueron tirando los representantes de los afiliados a la LChF descartó la viabilidad de contratar un seguro global, como por ejemplo la oferta de Mercantil Andina de $5 por jugador presentada el mes pasado en el Consejo Directivo en Deportivo Chascomús con un mínimo de 3.000 asegurados, ya que varias instituciones ya hicieron o harán póliza con diferentes productores de diferentes compañías de manera individual, pese a tener que pagar entre $23 y $28 por futbolista.
Antes, en el arranque de la reunión en Etcheverry, el gerente Marcelo Chappa detalló que son más de $66.000 la deuda de los clubes para con la Liga Chascomunense, como que la cuota de afiliación tendrá un aumento del 20%; mientras que además adelantó que la Asamblea General Ordinaria, donde se dará la renovación total de autoridades, será el lunes 26 de febrero en la sede liguista, el estadio Oroz, donde aparentemente se sellaría la continuidad en el cargo de Seillant, aunque hubo una consulta hasta cuándo hay tiempo para presentar lista de parte de Arguello, de Unión y Fuerza de Magdalena.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: