Campaña de prevención sobre el consumo responsable de alcohol

En el marco del lanzamiento de la temporada turística de verano, la Municipalidad realizó una acción de sensibilización y de responsabilidad social compartida junto a cerveceros locales, con el fin de alertar sobre los riesgos del consumo de bebidas alcohólicas e instar a una ingesta responsable.
«En el marco de la Estrategia Municipal sobre Drogas, desde el municipio llevamos adelante diversas acciones en materia de prevención del uso y abuso de alcohol y otras sustancias, con especial acento en el cuidado de nuestro niños, niñas y adolescentes, pero también con el objetivo de construir entre todos un Chascomús más saludable y preventor. Agradecemos a los productores cerveceros por sumarse a esta acción, porque la prevención es una responsabilidad de todos», remarcó Esteban Wood, coordinador del plan municipal.
Los tres ejes de la campaña «Tómalo con Calma» guardan relación con los contenidos abordados en el programa de prevención en nivel inicial «Pequeños Líderes» (en desarrollo desde hace ya 4 años en el jardín municipal Clarisa Amézaga), y buscan generar conciencia social sobre los principales riesgos que conlleva el consumo de cualquier bebida con alcohol.
– Cero alcohol a menores. Debido a que se encuentran en un proceso madurativo, los menores de edad no están ni física ni psicológicamente preparados para consumir bebidas con alcohol. La ingesta de alcohol durante la adolescencia trae aparejadas severas consecuencias sobre el organismo, en especial sobre el cerebro, sobre el hígado y sobre el sistema inmunológico.
– Cero alcohol en embarazadas. Las mujeres embarazadas o en período de lactancia deben evitar la ingesta de alcohol u otras sustancias. El consumo de ciertas drogas afecta el desarrollo y la vida del feto. Y durante el período de lactancia, todo lo que la madre ingiere pasa a través de la leche al hijo.
– Cero alcohol al volante. Cualquier ingesta, por mínima que sea, produce alteraciones en el sistema nervioso central, distorsiona la visión y los reflejos, disminuye el discernimiento y provoca la pérdida de inhibiciones, situación que aumenta las probabilidades de provocar un siniestro vial con consecuencias graves y/o fatales. Si se bebió alcohol, se debe evitar la conducción de cualquier vehículo.

A %d blogueros les gusta esto: