Caso Facundo: realizan pericias en la camioneta de la Bonaerense que estaba en Mayor Buratovich

Gendarmería analizó el móvil que usaron los policías que detuvieron al joven cuando se dirigía de Pedro Luro hacia Bahía Blanca.

La camioneta de la Policía bonaerense secuestrada en la subcomisaría de la ciudad de Mayor Buratovich en el marco de la investigación por la muerte de Facundo Astudillo Castro fue peritada  por la Gendarmería Nacional.

El peritaje se realizó en la misma dependencia en la cual ayer fue encontrada, dentro del baúl de un patrullero, una piedra turmalina que Facundo llevaba como colgante cuando desapareció. Se trata de un Toyota Etios que pertenecía a la Unidad de Prevención de Policía Local (UPPL) de Bahía Blanca, cuyo sistema de localización lo ubica a 800 metros del lugar donde hallaron el cuerpo de Facundo, solo 9 días después de la desaparición del joven.

Luciano Peretto, uno de los abogados de la mamá de Facundo, Cristina Castro, señaló que “se llevó a cabo la inspección a la camioneta Ford Ranger, donde se procedió al levantamiento de pelo, un par de guantes de látex, pero nada relevante”.

“También se llevó a cabo la prueba de luminol y luego intervinieron los perros”, agregó el letrado al comentar que los canes “no reaccionaron” tras las muestras de olor efectuadas en el marco de las diligencias.

Contra la Bonaerense

En tanto, Leandro Aparicio, el otro abogado de la familia, dijo hoy que el hallazgo de la piedra que usaba Facundo como colgante es “un eslabón más” en la cadena que vinculan a la Policía bonaerense con la desaparición del joven, y que contiene “al menos cinco pruebas irrefutables”.

Aparicio indicó que el hallazgo “es una de las claves” del caso y que forma parte de “un sinnúmero de inconsistencias de parte de la fuerza de la provincia”. Pero además mencionó otros cuatro indicios: el hallazgo del amuleto que llevaba siempre consigo Facundo en el destacamento policial de Teniente Origone; la geolocalización del patrullero en la zona donde el 15 de agosto apareció el cadáver del joven; el peritaje sobre el teléfono celular de la oficial de la policía bonaerense Siomara Flores, que determinó que la aplicación de la red social Whatsapp; y un mensaje de texto de otro policía en el que le dice a una compañera: “Quedate tranquila janita que nadie sabe que fuimos nosotros y aparte hicimos lo que nos dijo el jefe”. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: