Cayeron un 50% las ventas en el comercio minorista

Las ventas en los comercios minoristas se derrumbaron cerca del 50 por ciento en marzo, afectadas por las medidas tomadas para mitigar el avance del coronavirus que limitaron a tan solo 19 los días de actividad plena en los locales físicos y bajo modalidad on line, según un relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
“Fue un mes atípico, con 19 días de actividad ya marcada por el Covid-19 y 12 días en cuarentena. En ese contexto, las ventas cayeron 48,7% anual en el mes, medidas a precios constantes”, sostuvo la CAME.
En base a las proyecciones realizadas por la entidad pyme, “por cada día de aislamiento preventivo en marzo el comercio minorista perdió ventas por $10.360 millones”.
En este marco, solo el 24% de los negocios pudo cubrir la totalidad de sus cheques y el 74% de las pymes cree que una vez finalizada la cuarentena tardarán más de cinco meses en volver a la normalidad.
La medición de la CAME abarcó a un total de 1.100 negocios de todo el país, que fueron relevados entre el miércoles 1/04 y el viernes 10/04 por un equipo de 30 encuestadores localizados en las capitales del país, GBA y CABA.
“Las ventas estuvieron muy marcadas por la restricción de circulación de gente y luego la cuarentena que obligó a cerrar a gran parte de los rubros”, señaló la entidad en un comunicado.
En la CAME señalaron que las líneas de ayudas y crédito anunciadas por el gobierno, “no terminan siendo un gran aliciente para los comercios pymes”.
En el caso de las líneas de préstamos al 24%, el 71% de los comercios relevados dijo que no las solicitó, “en buena medida porque no creen que las consigan o les parecen costosas”.
“Más expectativas hay en las ayudas para pagar salarios: el 45% de las pymes consultadas planea solicitarlas”, agregó la entidad.

 

Prórroga de ARBA

La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) resolvió prorrogar hasta el próximo 10 de junio los vencimientos de cuotas o anticipos de planes de pago que operaban en abril, debido a la pandemia del coronavirus.
Los de mayo, en tanto, se reprogramaron para julio y así sucesivamente con el resto de los vencimientos.
El anuncio lo realizó el director ejecutivo del organismo, Cristian Girard, en su cuenta de Twitter, en la que afirmó que “en virtud de las dificultades económicas que estamos atravesando en este contexto inédito, decidimos dar dos meses de gracia a los contribuyentes que se hayan acogido a un plan de pagos”. 
“La medida alcanza a 200.000 contribuyentes y supone un costo fiscal para la Provincia de $2.000 millones”, posteó @cristiangirard, quien destacó que “esta decisión está en línea con las políticas que venimos desplegando desde el gobierno provincial, porque sabemos las dificultades económicas que están atravesando nuestras pymes, comercios y profesionales independientes”. 
A partir de la prórroga, las cuotas o anticipos que vencían mañana se reprogramaron para junio, las de mayo para julio y, de forma análoga, las restantes. 
Del mismo modo, para los nuevos planes que se suscriban desde ahora y hasta el 31 de mayo, el anticipo o primera cuota recién vencerá el 10 de junio. (Fuente La Prensa)

A %d blogueros les gusta esto: