CFK pidió una “verdadera reforma judicial” y dijo que Macri impulsó una para perseguirla

La vicepresidenta dijo que el país necesita una reforma, pero que no es “la que vamos a debatir este jueves”. Y aseguró que el expresidente aprobó una “de facto y contra la Constitución”

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner negó que el proyecto del Gobierno para la reorganización de la Justicia Federal sea una “verdadera Reforma Judicial”, y en cambio acusó al expresidente Mauricio Macri de impulsar una para perseguirla judicialmente.

A través de una nota de opinión publicada en su página web, CFK aseguró: “Sinceramente creo que el país todavía se debe una verdadera reforma judicial que no es la que vamos a debatir este jueves”. Para el expresidenta, en cambio, al proyecto que confirmó que se tratará el jueves en el Senado “se lo ha titulado erróneamente ‘Reforma Judicial’… y la verdad es que haciendo honor a la precisión semántica que deben tener nuestras palabras, en nuestro país en los últimos 20 años solamente ha habido dos reformas judiciales”. 

En este punto Fernández de Kirchner señaló que la primera reforma fue la que presentó en el Congreso en 2013 y que, tras ser aprobada, “fue dejada sin efecto por el propio Poder Judicial al afectar sus privilegios”. En tanto, sostuvo que la segunda “fue una reforma realizada de facto, sin ley y contra la Constitución” y dijo que “la realizó Mauricio Macri a partir del año 2015, cuando asumió la Presidencia de la Nación”. 

Para la expresidenta esta reforma fue “operativizada sobre los tribunales de Comodoro Py”, y tuvo como fin “perseguir y encarcelar opositores políticos y empresarios. A algunos de estos últimos para despojarlos de sus empresas y a otros para saldar cuestiones comerciales o hasta personales”.

La expresidenta enumeró entre los cambios la creación de una “Mesa Judicial” en el Poder Ejecutivo, la incorporación de la “Doctrina Irurzun” para “privar de la libertad en forma ilegal a opositores”, el traslado de jueces (que ahora el Congreso busca revertir), y la conversión de la AFI “en el órgano directriz de la cuestión judicial a través del manejo de los agentes orgánicos e inorgánicos en la creación de causas, espionaje y seguimiento de opositores”. 

El tratamiento de la ley
Sobre el tratamiento del proyecto enviado por el Presidente Alberto Fernández, que tendrá su primer test en el Senado este jueves pero podría empantanarse en Diputados, CFK señaló que “la primera actitud que debe tener la totalidad del sistema político argentino, cualquiera sea su postura ideológica y partidaria, es aceptar que cualquier diferencia, no sólo respecto de la organización del Poder Judicial o de la necesidad de su reforma, sino de cualquier otra cuestión sobre la que no haya acuerdo, tiene un solo lugar de discusión y resolución: el Congreso de la Nación”.

“He sido dos veces Presidenta de la República Argentina por el voto popular. Todas y cada una de las políticas sostenidas durante nuestros gobiernos fueron enviadas y resueltas por el Congreso, inclusive aquellas que no requerían de su intervención de acuerdo a la Constitución y a la normativa legal vigente. Y lo hice con la convicción que el único lugar donde se saldan las contradicciones y los desacuerdos de los argentinos y las argentinas es el Parlamento Nacional, por eso que llaman Democracia y Constitución Nacional”, cerró. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: