China autorizó la comercialización de la vacuna de Sinovac contra el coronavirus

La CoronaVac es la segunda vacuna aprobada en el gigante asiático, después de la de Sinopharm. Está en vías de producirse en Brasil para luego distribuirse en Argentina.

Las autoridades reguladoras chinas dieron este sábado su autorización “con condiciones” para comercializar una segunda vacuna contra el coronavirus, la CoronaVac del laboratorio Sinovac, anunció la firma en un comunicado.

La aprobación se produce después de numerosos ensayos dentro del gigante asiático y en países como Brasil y Turquía, aunque “los resultados, en términos de eficacia y seguridad necesitan aún confirmarse plenamente”, indicó la farmacéutica.

La vacuna ya fue administrada a los grupos más expuestos al coronavirus, pero la autorización del sábado permite que llegue a toda la población.

Según Sinovac, los ensayos en Brasil muestran que la vacuna tiene una eficacia de alrededor del 50% en la prevención de los contagios y de un 80% en los casos que requieren hospitalización.

A principios de enero, cuando se anunciaron los primeros resultados de esta vacuna en Brasil, se había asegurado que el estatal Instituto Butantan negociaba con el Gobierno argentino la posible compra de dosis de este medicamento, que serán producidas en San Pablo.

El visto bueno al fármaco de Sinovac se produce semanas después de que otro laboratorio chino, Sinopharm, recibiera en diciembre la validación en urgencia para distribuir su fármaco.

Cifras en mano

De acuerdo al texto publicado por la empresa en su web, el antígeno -de virus inactivo- se puede utilizar para la vacunación “de personas a partir de 18 años para prevenir las enfermedades causadas por el coronavirus SARS-CoV-2” y ha de aplicarse en dos dosis de 0,5 mililitros cada una en un intervalo de entre 14 y 28 días.

“La aprobación comercial condicional -apuntó el comunicado- se basa en los resultados de dos meses de ensayos clínicos de fase 3 en el extranjero. Los datos definitivos no se han obtenido aún, y los resultados de eficacia y seguridad requieren de ulterior confirmación”.

Los ensayos clínicos de fase 3 dejaron distintas tasas de efectividad para la vacuna de Sinovac: mientras que las pruebas realizadas en Turquía arrojaron una efectividad del 91,25 %, los datos proporcionados por Indonesia apuntaron a un 65,3 %, y Brasil rebajó al 50,4 % el dato una semana después de haber anunciado un 78 %.

En un comunicado emitido esta semana, cuando Sinovac solicitó la aprobación de la vacuna a las autoridades, la empresa indicó que se les ha suministrado ya “a decenas de miles de personas en China como parte de un programa de uso de emergencia lanzado en julio y que tenía como objetivo grupos específicos con altos riesgos de infección”.

China tiene como objetivo llegar a 50 millones de vacunados en el país hasta mediados de febrero, según la previsión de las autoridades. (DIB) MM

A %d blogueros les gusta esto: