Cómo es la ola de calor que comenzó ayer y cómo prevenirse

La ola de calor en Argentina que comenzó ayer, lunes, alcanzará muy altas temperaturas hasta el próximo fin de semana.
En la Provincia de Buenos Buenos Aires y sus alrededores, las temperaturas rozarán los 40 grados, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN). El calor extremo se mantendrá durante toda la semana con valores superiores a 35°C, también en gran parte del país.
De esta manera, podrían registrarse temperaturas superiores a los 40 grados centígrados en algunas regiones como CABA, provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, entre otras.
Las temperaturas comenzaron a ascender lentamente a partir del fin de semana, primero en las provincias de Río Negro, Neuquén, Mendoza, La Pampa, oeste de Buenos Aires, San Luis, San Juan, La Rioja, Catamarca, Tucumán, el este de Salta y de Jujuy, Santiago del Estero, Chaco y Formosa. Y s van expandiendo hacia el este, afectando a las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Chaco, Corrientes y Misiones.
Temperaturas máximas y mínimas
Toda la región registrará condiciones muy calurosas a lo largo de la semana, con temperaturas máximas que se ubicarán entre los 35 y los 42°C, y que pueden superarse en algunas localidades.
Las temperaturas mínimas estarán entre los 25 y 30° C, e incluso es posible que sean aún superiores a los 30° C. Esta situación estará acompañada por escasez de lluvias -sólo con algunas tormentas aisladas- lo cual intensificará las condiciones de sequía que ya existen en algunas regiones, y el consiguiente riesgo de incendios.
Calor extremo: medidas de prevención
Las altas temperaturas ponen en riesgo la salud de las personas, especialmente de los mayores de 60 años, los bebés y niños. Pueden provocar un golpe de calor, caracterizado por fuerte dolor de cabeza, pérdida de la conciencia, aumento extremo de la temperatura corporal, mareo y sequedad en la piel
Para evitar complicaciones, el Servicio Meteorológico Nacional considera muy importante seguir las siguientes recomendaciones:
– Aumentar el consumo de líquidos para mantener una hidratación adecuada.
– No exponerse al sol en exceso ni en horas centrales del día.
– Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.
– Evitar comidas muy abundantes.
– Ingerir verduras y frutas en vez de comidas abundantes.
– Reducir la actividad física.
– Usar ropa ligera, holgada y de colores claros.
– Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.
Si igual se produce sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39º C, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, entre otros, es necesario:
– Solicitar de inmediato asistencia médica.
– Trasladar a la persona afectada a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo.
– Intentar refrescarla, mojarle la ropa y darle de beber agua fresca.
– El uso de los aires acondicionados
– El aumento de temperaturas impacta en el consumos energético por lo que es importante, para minimizar las afectaciones al servicio, hacer un uso responsable de la energía eléctrica.
– Mantener las puertas y ventanas cerradas si la refrigeración está encendida.
– No refrigerar ambientes que no se utilicen y apagar el equipo cuando se abandona la habitación por un tiempo prolongado.
– Limpiar los filtros al menos cada 6 meses.
– Programar el equipo a una temperatura de 24° C.
– Antes de decidir por la compra de algún equipo de aire acondicionado, considerar la tecnología Inverter. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: