Cómo funcionan y en qué se diferencian las PCR y los test rápidos para el coronavirus

A fin de detectar el virus de Covid-19 existen distintos testeos, según el estado de salud de quien lo requiera.
En este sentido, la prueba PCR o antígeno, es decir, el hisopado o test de la saliva detecta directamente el material genético del virus y sirve para saber si la persona está cursando la infección en el momento del test.
En tanto, los test serológicos (llamados test rápidos) detectan anticuerpos que ha producido la persona ante el contacto con el virus y no sirven para saber si está cursando actualmente la infección o no.
La Prueba PCR o Antígeno sirve para detectar en el momento la existencia del virus en el paciente, mientras que el Test Serológico permite saber si la persona ya tuvo la enfermedad previamente.
Ante la aparición de síntomas, se debe consultar telefónicamente con el médico de cabecera, al CAPS del barrio o al 107 Emergencias, desde donde se determinará la necesidad de realizar un testeo.
En caso de no tener síntomas, se debe esperar al menos 7 días desde el último contacto con la persona con COVID-19. Es importante destacar que un resultado negativo no implica el fin del aislamiento porque el período de incubación del virus puede llegar hasta los 14 días.
En los primeros días de infección no se recomienda realizar ningún testo dado que puede producirse un “falso negativo” ya que no hay una cantidad suficiente de virus en las vías respiratorias y de cualquier manera, como la incubación del virus es de hasta 10 ó 14 días, podría igual estar incubando la enfermedad por lo que es esencial el aislamiento preventivo durante ese período para evitar contagios.

A %d blogueros les gusta esto: