Cómo prevenir la triquinosis y su propagación

 Control y cuidado de consumo de alimentos

La principal causa de contagio está relacionada a los cerdos alimentados en basurales o con desperdicios o restos de alimentos donde habitan roedores.

.La elaboración de productos y el consumo de carne de cerdo sin el análisis previo correspondiente, puede transmitir a los consumidores la enfermedad de la triquinosis, para ello la Dirección de Bromatología realiza análisis gratuitos preventivos en su sede de calle Mendoza Nº 95, de lunes a viernes, de 7 a 13:30hs.

La triquinosis es una enfermedad parasitaria que se transmite al consumir carne infectada con larvas del parásito del género Trichinella Spiralis que tienen forma de gusano y se encuentran alojados en los músculos de los cerdos, por lo que una vez que ingresan al organismo humano, las larvas se alojan en zonas musculares provocando dolores y dificultades motrices.

Cabe destacar que la principal causa de contagio está relacionada a los cerdos alimentados en basurales o con desperdicios o restos de alimentos donde habitan roedores, motivo por lo cual se hace hincapié en la importancia de respetar las normas sanitarias establecidas para la tenencia y cría de cerdos, con alimentación adecuada, higiene en los espacios donde habitan y un estricto control de roedores.
En este sentido, quienes consumen carnes de cerdo, productos chacinados o embutidos sin el análisis previo a su comercialización o, de elaboración casera sin haber realizado los controles sanitarios correspondientes, corren el riesgo de contraer la enfermedad.

Por tal motivo, quienes elaboran productos alimenticios de este rubro cuentan con el servicio de análisis gratuito que se realiza en la sede de la dirección de Bromatología y Zoonosis, en calle Mendoza 95, llevando una muestra de entraña (mínimo 50 gr, que no esté congelada ni freezada).

De esta manera, las medidas de prevención consisten principalmente en el manejo e higiene durante el ciclo productivo, la realización de controles luego de la faena y al momento de la preparación, previa al consumo, así como también la carne de cerdo, debe cocinarse a una temperatura interna de 70°C; se recomienda siempre en término bien cocido para eliminar las bacterias.

Los síntomas relacionados con esta enfermedad son: molestia abdominal, espasmos, diarrea, hinchazón de párpados, fiebre, dolor muscular al respirar, masticar o al usar músculos largos, también debilidad muscular, entre otros.

En estos casos, consultar al centro de salud más cercano o a la línea gratuita 107, conservando, si fuera posible, una muestra del producto consumido para ser analizado por la Dirección de Bromatología, agilizando el diagnóstico.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: