Comunicado de CICOP Chascomús: En solidaridad con nuestros compañeros

A lo largo de todas estas semanas hemos ido comunicando nuestros aportes y reclamos ante la presente situación de pandemia en lo que respecta al ámbito local.

Mucamas, enfermería, administrativos, maestranza, médicos y el resto del personal de todos los servicios y especialidades de nuestro Hospital Municipal de Chascomús, de los CAPS y del Hogar de Ancianos han ido alzando sus voces todo este tiempo desde sus lugares de trabajo. Voces que han buscado resguardar sus tareas para poder seguir brindándola a la comunidad, voces que han reclamado  más eficientes provisiones de insumos y  una continua capacitación (ya ante la realidad de la problemática sanitarias del Covid-19). Voces que han brindado pertinentes recomendaciones sanitarias y solicitando ajustes desde la experiencia en el frente. Voces basadas en el conocimiento y la práctica en salud pública cotidiana durante años, voces que han querido aportar a la adecuación local permanente de los protocolos.

Los protocolos pueden servir también para que autoridades se escondan detrás de ellos buscando resguardar sus responsabilidades,  mientras suman  insinuaciones sobre el “error humano” ensuciando la tarea de nuestros trabajadores para deslindar  responsabilidades de gestión.

Hoy asistimos a renuncias de compañeros valiosísimos, a lo que se suman intenciones de renuncia de más compañeros. Intenciones que no podrán ser desestimadas como “cuestiones personales” o “problemas psicológicos”, sino que provienen del no sentirse escuchados en sus aportes y necesidades propias de cara a la mejor atención de  los pacientes. Seguramente se dirá que sí han sido escuchados, seguramente ningún funcionario se tapa los oídos ante la palabra de un trabajador…pero lo que es seguro es que no han sido considerados en sus aportes, y esta desestimación es una negación del ser humano en su integridad como tal, sea o no profesional. Y este contexto todavía perdura.

El cuidado que  tiene una gestión con el personal de salud es un correlato del tipo de cuidado que  tiene esa gestión con los ciudadanos. Difícilmente se pueda cuidar ciudadanos si no se sabe cuidar al personal que lo atiende. Estos son los roles esperables de toda gestión, y más aún en el presente contexto sanitario. Con el capital humano no se puede jugar en este momento en el que todos los trabajadores de la salud resultamos tan necesarios, y una gestión debe mostrarle a su  personal gestos y actitudes activas de cuidado y de consideración a sus aportes y sugerencias.

En esta oportunidad queremos expresar nuevamente nuestra solidaridad y nuestro constante apoyo  a nuestros compañeros que han renunciado y a los que seriamente están considerando  hacerlo; y a las autoridades les recomendamos se efectúen al menos los pedidos de disculpas correspondientes a nuestros compañeros para enmendar si se puede en algo el daño que se le ha hecho al “cuerpo” de la salud pública de Chascomús. A todos los que han trabajado con nosotros, a los que lo siguen haciéndolo, a los que quizá no puedan evitar renunciar, va nuestro afecto, solidaridad y comprensión plena de las condiciones que los llevan a tomar sus decisiones.

Reiteramos los pedidos, sugerencias y reclamos que elevamos tanto desde nuestro gremio como los que se han hecho escuchar a título personal desde cada profesional, los que solo han  “pretendido” colaborar en estas circunstancias para un mejor funcionamiento del conjunto del trabajo en salud para la comunidad de Chascomús.

Como gremio  continuamos con nuestra actitud de colaboración y aporte local ante la pandemia, la presente es un aporte no menor respecto de los que ya venimos  propiciando.

CICOP  — Seccional  Chascomús

Comisión Directiva

A %d blogueros les gusta esto: