Con más contagios y mayor circulación del virus, más chances hay de que mute

La titular el consorcio de investigadores Proyecto País, Mariana Viegas, señaló que es crucial bajar la circulación del virus para evitar una cepa local.

La semana pasada comenzó a circular la versión de que podría haber una variante del SARS-CoV-2 local, es decir una nueva cepa originada en el país. Lo cierto es que desde el instituto Anlís Malbrán desestimaron esa información, pero los estudios genómicos continúan, ya que se sabe que cuanto más se replica el virus, es decir, cuanto más circula y más contagios hay, más chances tiene de mutar.

Por su parte, Mariana Viegas, coordinadora del consorcio de investigadores Proyecto País, señaló que ante un aumento de la cantidad de casos en una región pueden darse más chances de que surja una cepa nueva, como ocurrió en Reino Unido, Manaos (Brasil) o Sudáfrica.

“Cuanto más posibilidades de transmitirse le damos, más posibilidades de mutar tiene, por eso hay que evitar que el virus circule indiscriminadamente entre las personas, con medidas de contención más estrictas”, aseguró Viegas a la agencia estatal Télam.

“El virus se replica cuando pasa de una persona a la otra, y mientras más se replica tiene más chances de generar nuevas variantes, la mejor manera de cuidarnos es reducir los contagios cumpliendo con las medidas de cuidado”, subrayó.

Cuando los virus replican, “lo que hacen es copiar muchas veces su genoma y en ese proceso pueden cometer errores que quedan y marcan diferencias” con el virus que les dio origen. De esa manera, a medida que el virus se replica genera mutaciones “que pueden considerarse como más peligrosas cuando empiezan a aumentar su proporción en la circulación hasta volverse dominante, o si pueden reinfectar a pacientes recuperados, o si presentan características epidemiológicas que no se habían registrado”, señaló Viegas.

La especialista aclaró que “todas las vacunas que hay a disposición han demostrado ser efectivas contra todas las variantes del coronavirus para disminuir severidad y mortalidad”, sin embargo, advirtió que resulta vital restringir la circulación: “Si no nos cuidamos y permitimos que el virus se siga replicando es posible que en futuro haya necesidad de reformular las vacunas para responder a una nueva variante”.

Viegas es bioquímica, investigadora del Conicet y trabaja en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. Pero además, es coordinadora del Consorcio interinstitucional para la Secuenciación del genoma y estudios genómicos de SARS-CoV2, Proyecto PAIS, el grupo de científicos reunidos por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación para rastrear las mutaciones del virus.

En su último informe, del 12 de abril, el consorcio determinó “la presencia de cuatro variantes de interés epidemiológico mundial en nuestro país”: la variante del Reino Unido, la de Manaos, la de Río de Janeiro y la de California. Esto quiere decir que aunque todavía no pudo determinarse una circulación comunitaria “es esperable que aumenten su frecuencia en las regiones donde ya se observa circulación”. (DIB) ACR

A %d blogueros les gusta esto: