Consejos para cuidarse durante el verano

En días de altas temperaturas es importante adoptar ciertas medidas para evitar el golpe de calor, quemaduras, deshidratación y otros problemas de salud ya que la exposición excesiva al sol puede producir envejecimiento de la piel, cataratas y cáncer de piel.
El golpe de calor es una forma grave de lesión por calor y la temperatura del cuerpo alcanza los 40 grados o más.
El agotamiento por calor es un estadio previo al golpe de calor hay que reconocerlo para prevenir una situación más grave, en este caso puede presentarse sudoración excesiva y en los bebés puede verse la piel muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal (sudamina); asimismo puede presentarse la piel pálida y fresca , sensación de calor sofocante, sed intensa y sequedad en la boca, calambres musculares, agotamiento, cansancio o debilidad, dolores de estómago, inapetencia, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, irritabilidad (llanto inconsolable en los más pequeños), mareos o desmayo.
Es importante mantenerse en lugares frescos y ventilados cuando la temperatura sea muy alta entre las 10 y las 16hs. Además, es importante tomar al menos 8 vasos de agua durante todo el día, aunque no tengas sed; usar protector solar con factor de 30 o más y renovarlo cada 2 horas y después de salir del agua.
En el caso de menores de 1 año, evitar por completo exponerlos al sol y los mayores de esa edad sólo en horarios permitidos con la protección necesaria, preferentemente, usando ropas claras, anteojos de sol y sombrero.
Cabe recordar que, para la actividad física es de vital importancia que elijas las horas de menos calor, usando ropa holgada y liviana y tomar abundante agua antes, durante y después del ejercicio.

A %d blogueros les gusta esto: