Coronavirus en Argentina: “El adulto mayor no es un débil mental”, apuntó Eugenio Semino sobre el permiso para circular que exigirá la Ciudad

Medidas contra la pandemia

El Defensor de la Tercera Edad rechazó la iniciativa que comenzará a regir desde el lunes, y que busca disuadir a los mayores de 70 años de que salgan a la calle

La decisión de la Ciudad de Buenos Aires de exigir un permiso para que los mayores de 70 años puedan circular por la vía pública, como una nueva medida de prevención frente al coronavirus, generó el primer rechazo, antes incluso de que se ponga en marcha. El defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, criticó la iniciativa con duros términos, y pidió buscar otras alternativas.

«Desde el punto de vista gerontológico es anacrónico. El adulto mayor no es un débil mental. Explicándole los riesgos y beneficios de la medida es la mejor forma para que las acate y las comprenda», aseguró.

Explicó además que se trata de “teorías de viejismo totalmente superadas que no sirven para nada y tienden a violar la norma”.

En declaraciones a radio La Red, Semino afirmó que la medida «es un error» y «no contribuye», y dijo que «es una subestimación al concepto de responsabilidad que tienen los adultos mayores» y sugirió en esta misma línea que “lo punitivo por sí mismo no va a cambiar las conductas del adulto mayor”.

«Va a generar una nueva incomodidad para el adulto mayor que ya tiene que llamar a mil lugares para comer, para cobrar», añadió.

En este sentido apuntó la responsabilidad al Gobierno Nacional cuando hubo una gran cantidad de adultos mayores circulando en las calles: “El 3 de abril 800 mil adultos mayores tuvieron que movilizarse para cobrar la jubilación, las colas para pagar los servicios, lo que tiene que ver con la vacunación que andan viajando de un lugar a otro para conseguir la vacuna antigripal”.

También destacó el sistema de voluntariado implementado por el Gobierno de la Ciudad: “Tiene un efecto de acompañamiento que está funcionando en muchos casos», aunque luego apuntó: «Creo que deberían estar ocupados también en cómo testear a los casi 2 mil adultos mayores que tiene en hogares públicos y a su personal para evitar lo que está pasando en geriátricos que están en riesgo permanente”.

Respecto del riesgo que conlleva el contagio de coronavirus en esta parte de la sociedad, Semino informó: “La tasa de mortalidad en mayores de 60 años es la más alta, es de un 15%”.

Frente a esta pandemia y el sostenimiento del “aislamiento social preventivo y obligatorio” dispuesto por las autoridades nacionales, el Gobierno porteño decidió dar un paso más y restringir las salidas de aquellas personas que tienen más de 70 años. Es así que implementará –desde el lunes- un “Permiso de Circulación” obligatorio, para residentes y no residentes.

El permiso tendrá validez de un día y contemplará excepciones: para quienes tengan que salir a cobrar la jubilación, ir al médico o vacunarse. Es decir, estas salidas no necesitarán ser autorizadas.

¿Cómo funcionará? A partir del lunes, tendrán que llamar al 147. Con su número de documento, se les entregará un código. Pero antes, el operador que los atienda intentará disuadirlo de salir a la calle: ofreciéndole información sobre el coronavirus en su grupo etario, o sobre qué alternativas podría tener para cubrir la necesidad por la que quiere el permiso. También le preguntará sobre la red de vínculos con la que se sostiene. La idea es que esto haga reflexionar al vecino y quizá analice otras alternativas. (Fuente Clarín)

A %d blogueros les gusta esto: