Coronavirus en Argentina: la semana 25, el punto crítico de la pandemia que se espera con la llegada del invierno

En el año epidemiológico, es el momento con mayor registro de cuadros respiratorios. Comienza el 14 de junio y se extiende por tres semanas

Mientras en algunos países de Europa ya se vive la «nueva normalidad», con la primavera en curso y las muertes por coronavirus​ en baja, en la Argentina está llegando el invierno y se espera -aún sin una fecha precisa- el pico de la pandemia. Los expertos tiene una certeza: cuando el frío se instale en el país, el virus que más circulará entre nosotros será el Covid-19.

«En toda pandemia, el virus pandémico prácticamente evita la diseminación de otros virus en la comunidad. Esto se ha visto muy bien en la pandemia de 2009, cuando el virus de la gripe A​ (H1N1), excepto en los menores de 2 años, fue el más prevalente en todo el resto de la comunidad», explica a Clarín Eduardo López, el reconocido infectólogo que forma parte de la mesa chica de expertos a los que consulta el presidente Alberto Fernández.

No se sabe cuál fue la causa que llevó a que haya sido así en 2009. Pero lo mismo pasa ahora con el coronavirus. Según el último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación, el Covid-19 representa el 89% de los aislamientos por enfermedades respiratorias. En simultáneo, disminuyeron significativamente las bronquiolitis y casi no hay circulación de virus de Influenza ni del Virus Sincicial Respiratorio (VSR).

Esto revela, según López, claramente cuál es el impacto del Covid-19 en el país. «Personalmente, creo que puede aumentar el VSR (el de la bronquiolitis), pero lo que va a predominar este invierno va a ser, básicamente, el coronavirus. Desde niños de más de 5 años y adultos de cualquier edad. Hoy en los mayores, se podría decir que todos los casos de afecciones respiratorias son Covid-19″.

¿Por qué se marca la preocupación por el invierno?
La Epidemiología, en cierto sentido, no maneja el calendario como el resto de las disciplinas. El año se divide en semanas epidemiológicas. Y cada año hay peores semanas que otras. En el Boletín Epidemiológico se plasman los datos del Área de Vigilancia de la Salud de la Dirección Nacional de Epidemiología, es decir, en cada semana están los casos que a diario se informan en los partes de coronavirus, y también el resto de los virus. En 2020 eso estará más marcado.
«Estamos cursando la semana 23. En general las semanas epidemiológicas con mayor registro de casos respiratorios se encuentra entre la 25 y la 27 (que corresponde desde 14 de junio al 4 de julio este año)», detalla a Clarín Teresa Varela, directora de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires. En el medio, el 28 de junio -una semana después del comienzo del invierno- concluye el plazo de la nueva extensión de la cuarentena.
¿Cómo será la convivencia entre el coronavirus y el resto de las enfermedades respiratorias en las peores semanas epidemiológicas este año?
«Estamos trabajando en el fortalecimiento de la vigilancia de los virus respiratorios estacionales para tener datos más fidedignos acerca de su comportamiento en la época invernal», detalla Varela. Ya hay datos anticipatorios.
Hasta la semana 18 -aproximadamente, mediados de mayo- la influenza A (gripe A), de la cepa de 2009, la A H3, que es la estacional, y el resto de los tipos de influenza, no llegan en conjunto al 14% de los positivos. Mientras que el coronavirus aparece en el 86% del total de las pruebas.
Enio García, jefe de los epidemiólogos del Ministerio de Salud bonaerense, da la misma respuesta a Clarín. «Parecería que la circulación de otros virus respiratorios bajó muchísimo. Como bajó el movimiento de la gente de manera general y aumentaron los cuidados, esto genera una especie de prevención contra los virus respiratorios en general«, sostiene García.
«La proyección de la circulación viral es muy difícil de predecir (por eso hasta ahora se sigue sin poder afirmar cuándo será el momento exacto en que se dé el pico), pero con cierta seguridad puedo decir que el virus que más va a circular en esas semanas será el Covid-19«, especifica López, hablando a nivel país.
A la vez, cuando se analizan los datos según las edades, entre los adultos mayores se ve que el Covid-19 es el único virus que los está afectando en la Argentina. Tal como pasó con la pandemia gripe A, los menores de 2 años constituyen el grupo en que que se dan los cuadros de bronquiolitis, metapneumovirus y adenovirus. Pero con muy pocos casos.
¿La baja del resto de las enfermedades respiratorias se debe sólo a la cuarentena? En gran parte. Porque, a diferencia de lo que pasó en la gripe A, hoy en día se sabe por qué circula más el virus pandémico: porque es más contagioso y quien no sale de su casa tiene menos probabilidades de contagiarse. En 2009 no hubo cuarentena. Sólo se pedía aislamiento a los contagiados. 
Pero López remarca, además, que se le ganó terreno al resto de los virus por la inmunización. «El distanciamiento social evita la propagación de todas las enfermedades respiratorias, que hubiesen sigo mucho más comunes en esta época del año. Pero es clave que en estos dos meses más adultos, niños y personas en el grupo de riesgo, aún estando en cuarentena, se dieron la vacuna de la gripe y la neumonía. Antes, algunos hasta las hubiesen puesto en duda», aclara el ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), en clara mención a los grupos «antivacunas».
García, en cambio, marca una diferencia. «El coronavirus está mostrando ser de una contagiosidad más alta en comparación con los otros virus respiratorios. La disminución de la circulación de la población pareció ser suficiente para aplacar la circulación de gripe, por ejemplo, pero no del Covid-19″.
El jueves, en la conferencia de prensa conjunta que dieron Alberto Fernández, el gobernador bonaerense Axel Kiciloff y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta​, quedó claro que si las cifras siguen en aumento, si se da el pico, se le podría quitar oxígeno a la cuarentena actual, elevando otra vez las restricciones para que se parezca más a la primera fase, que conocimos el 20 de marzo. Y ahí todavía faltaban 3 meses para el invierno. (Clarín)

A %d blogueros les gusta esto: