Coronavirus en Argentina: los casos positivos del GBA crecen en junio 34% más rápido que en la Ciudad y no se ve el pico

El avance de la pandemia

El dato explica la preocupación de Alberto Fernández y de Axel Kicillof, mientras Rodríguez Larreta observa con mayor tranquilidad un escenario más estable. Todas las cifras que explican el fenómeno

Lo que hasta hace dos semanas mostraba una realidad en la que los casos de coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires crecían sin parar mientras los de la Provincia se mantenían bastante por debajo, en estos últimos 15 días se dio vuelta. El distrito manejado por Axel Kicillof aceleró, a fuerza del aditivo del Conurbano, mientras que el que conduce Horacio Rodríguez Larreta se mantuvo a velocidad crucero. ¿Cuánto aceleró uno sobre el otro?

Si la Ciudad y el GBA fueran dos autos de carrera y estas dos últimas semanas fueran un trayecto de 100 kilómetros, la primera hubiera hecho en una hora lo que a la segunda le hubiera demandado sólo 40 minutos. Se trata de una analogía temporal teórica de lo que en la práctica se traduce en nuevos casos positivos.

La comparación da cuenta de cómo se aceleró el registro de nuevos casos de coronavirus más allá de la General Paz: aumentaron a un ritmo 34 por ciento más veloz que el de la Capital Federal durante la dos primeras semanas de junio. La aceleración incluso fue aún mayor en la segunda semana que en la primera.

Este análisis está hecho en base a cómo se comportó el crecimiento de casos en cada distrito con relación a su propia población. La Ciudad y el GBA no son comparables si se tiene en cuenta la cantidad dispar de habitantes que contienen, pero el cotejo es posible si se lo traduce en cantidad de casos contagios (registrados) por habitante.

Mientras que el 1° de junio uno de cada 353 porteños había dado positivo de Covid-19, el 13 de junio esa proporción paso a ser a uno de cada 212 vecinos. Teniendo en cuenta la población del GBA, entre esas mismas fechas la proporción paso de uno cada 1.953 a uno cada 1.034.

El crecimiento en la Ciudad sobre su total poblacional fue del 69 por ciento, mientras que en la provincia subió un 93 por ciento, también sobre su propia población. Esto significa que por cada 100 casos nuevos de coronavirus que se sumaron en el area metropolitana en las ultimas dos semanas, en promedio CABA aportó 43 y la Provincia 57.

Las cifras también dejan ver que ​la «densidad» del coronavirus es actualmente casi cinco veces mayor en la Ciudad que en el GBA, justamente debido a la población total que tienen uno y otro distrito. No obstante, esa brecha se puede ir reduciendo si la aceleración en la Provincia sigue siendo mayor que la de Capital.

Para decirlo de otro modo, hasta los datos de este domingo la Provincia sumaba 13.196 casos (casi todo en el GBA) y la Ciudad 14.704. Sin embargo, si pusiéramos esas cifras en contexto poblacional, el equivalente en el GBA de lo que hoy suma la Ciudad sería algo más de 60 mil casos positivos.

Si pudiéramos aplicar las proporciones a un hipotético “indice cancha de River”, tendríamos que sobre los 60 mil espectadores los del GBA habrían pasado de tener en ese ámbito 30 casos positivos a comienzos de junio y 58 ahora. Mientras que en la Ciudad el numero habría variado de 169 a 283.

Se ve claramente como, en términos relativos con la población de cada distrito (no absolutos en cantidad de casos) la positividad de los testeos bonaerenses creció con ese diferencial de velocidad con respecto a los porteños. Y así como el salto en la Ciudad se había dado con el testeo focalizado en barrios vulnerables, ahora la aceleración bonaerense coincide con la utilización de una estrategia similar para la detección de casos.

Es en este contexto que el presidente Alberto Fernandez dijo la semana pasada que la velocidad de contagio estaba peor que nunca: se refería al GBA. Esa curva bonaerense amenaza ahora con dispararse si continúa a la misma velocidad, mientras que desde la Ciudad se paran sobre un escenario algo más estable.

Parece una eternidad el tiempo que pasó desde que el ministro de Salud de la Provincia, Daniel Gollan, subió a Twitter aquel polémico mapa de la Provincia con el que buscaba subrayar que la Ciudad era el distrito que propagaba el coronavirus en la Argentina. Hoy esa postal parece servir sólo para los futuros manuales de Historia.

A la aceleración en la cantidad de nuevos casos de coronavirus, se suma otra preocupación para el gobernador Axel Kicillof: a diferencia de lo que ocurre en la Ciudad, la cantidad de muertos también ha tenido un incremento fuerte. Mientras en la Ciudad se registraron hasta este domingo a la noche 50 muertos en los últimos siete días, en la Provincia los decesos fueron 95 en el mismo período. En la primera semana de junio, en cambio, hubo 66 muertos en la Ciudad y 51 en la Provincia.

Si se toma en cuenta la cantidad de nuevos casos de coronavirus que sumaron la Provincia y el la Ciudad en la segunda semana de junio, da para la primera 4.142 y para la segunda 3.277. La cantidad de muertos en el mismo periodo sobre la cantidad de contagios registrados representa el 2,29 por ciento en el primer caso, mientras que para los porteños es el 1,52. (Clarín – Pablo Sigal)

A %d blogueros les gusta esto: