Coronavirus en personal de salud: alrededor de 30 distritos se encuentran afectados

El número se desprende de un monitoreo realizado por DIB. Las cifras oficiales señalan que son el 20% del total de los infectados en la provincia

Los contagios de coronavirus en personal de salud alcanzan a alrededor de 30 distritos bonaerenses, de los 77 que registran infectados, y representan al 20% del total de casos informados en toda la provincia de Buenos Aires.
La sald de los trabajadores de la sanidad es una de las grandes preocupaciones del gobierno de Axel Kicillof en el marco de la pandemia de Covid-19 y los números ya son alarmantes: de los 2236 contagiados en toda la provincia de Buenos Aires, alrededor de 450 son trabajadores del sector.
La cifra representa al 20% del total de infectados, con un crecimiento de seis puntos de mediados de abril a la fecha. Desde la Organización Mundial de la Salud advierten que la mitad de ese porcentaje ya es preocupante.
Asimismo, un relevamiento oficial realizado en base a datos del Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (al que tuvo acceso DIB) detalla que unos 121 infectados del sector sanitario ya fueron dados de alta, que seis de ellos

El mal que se propaga
Un monitoreo realizado por esta agencia advirtió que ya hay personal de salud que contrajo Covid-19 en alrededor de unos 30 distritos bonaerenses, cerca de un 40% del total de los municipios que registran infectados (son 77).
Hasta ahora, una de las situaciones más complicadas se dio en la clínica privada Los Cedros de La Matanza. Allí resultaron infectados unos 30 trabajadores. En el mismo distrito también hubo siete contagios entre empleados del hospital Paroissien.
En el sector público se suman varios brotes más en el coburbano: 21 en el hospital Manuel Belgrano de San Martín, 16 en el Federico Abete de Malvinas Argentinas, tres en El Cruce de Florencio Varela y seis en el Ana Goitia de Avellaneda.
Entre los establecimientos privados del Gran Buenos Aires, también resultaron afectados la Clínica San Carlos de Escobar (con 16 casos), el Instituto Médico Agüero de Morón (14), el Centro de Salud Norte de Vicente López (4) y la Clínica Noguera de Merlo (9).
En La Plata el foco principal de contagios para personal de salud se dio en el hospital Gutiérrez, en donde 14 trabajadores resultaron afectados, aunque también se confirmó al menos un caso en el en el San Roque de Gonnet.
Cerca de la capital bonaerense se dio otra situación compleja en una clínica privada de Brandsen. Allí murieron por coronavirus el abuelo y el padre del futbolista Walter Montillo y no se habría cumplido con los protocolos pertinentes. Luego, hubo seis contagios entre trabajadores de esa institución y los mismos generaron otros tantos en personal del distrito de San Vicente. Por ese brote murieron un enfermero y un médico.
En el interior, el hospital de la Asociación Médica de Bahía Blanca debió cerrar sus puertas a principios de abril luego de que se infectaran cuatro enfermeras y siete empleadas de limpieza, y en la última semana surgieron cuatro casos en la Clínica del Niño y la Madre de Mar del Plata: una médica, dos instrumentadoras quirúrgicas y dos mucamas.

En Chivilcoy, a mediados del mes pasado cerró preventivamente el “José J. Méndez” de la localidad de Moquehuá, luego de que se registraran contagios entre personal del nosocomio y pacientes. En tanto, en los últimos días contrajo el virus una enfermera de Chascomús que trabajaba en un establecimiento de la ciudad de Buenos Aires. Fue internada en el hospital de su ciudad, en donde rápidamente se contagio otra trabajadora de la salud.
Entre otros distritos, los contagios de personal de la salud afectan a Morón, Quilmes, Pilar, Moreno, Hurlingham, Luján y Berazategui. Algunos de los casos son individuales y se trata de trabajadores que se desempeñan en municipios distintos los que viven. La cuenta también incluye a geriátricos.  
Los contagios entre personal de salud se dan por:

  1. Falta de insumos.
  2. Mal manejo de los protocolos.

Mejora la situación de los insumos en hospitales

La presidenta de la Asociación de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires, Marta Márquez, le dijo a DIB que el abastecimiento de insumos “mejoró en los hospitales públicos” y se mostró preocupada por la situación en las clínicas.
En el sector privado nosotros no podemos dar cuenta que están garantizados los equipos de personal. De hecho, sabemos que en muchos lugares hay reclamos de los trabajadores y las trabajadoras que son bastante silenciados”, apuntó.
Además de la escasez de insumos, el gremio viene señalando que existen otras dos cuestiones que ayudan a la propagación del virus entre personal de salud: el pluriempleo y la falta de capacitación en los cuidados.
Estamos haciendo mucho énfasis en la capacitación sobre el uso adecuado de los equipos de protección. Hay una serie de cuidados a las que no estamos acostumbrados”, subrayó la sindicalista.
Sobre el pluriempleo, subrayó: “Es algo difícil de solucionar. Desde el gremio lo venimos denunciando hace años: los salarios bajos que se pagan en el sector público hace que los compañeros y las compañeras tengan dos, tres y hasta cuatro trabajos. Eso hace que el virus se traslade de un lugar a otro”. (DIB) MT

A %d blogueros les gusta esto: