Coronavirus: las precisiones de Horacio Rodríguez Larreta sobre las nuevas medidas en la Ciudad de Buenos Aires

«Se encendieron las alarmas», dijo el jefe de Gobierno

El alcalde sostuvo que se acatarán las medidas sanitarias anunciadas por el Presidente, si bien manifestó su desacuerdo con la restricción de la circulación a partir de las 12 de la noche.

El jefe del Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó que «se encendieron las alarmas» frente al aumento de casos positivos de coronavirus que se registraron en los últimos días. En una esperada conferencia de prensa, el alcalde de la Ciudad sostuvo que se acatarán las medidas sanitarias anunciadas por el presidente Alberto Fernández, si bien manifestó su desacuerdo con la restricción de la circulación a partir de las 12 de la noche porque entienden que en ese horario hay trabajadores esenciales que salen o vuelven a sus casas y que el riesgo de contagio al aire libre es reducido –si se respeta la distancia y uso de tapabocas–. Asimismo, Rodríguez Larreta defendió la carta de la mesa nacional de Juntos por el Cambio (JxC) porque, adujo, «no llama a incumplir una norma”.

«Las normas están para cumplirlas”, dijo el jefe de Gobierno y aseguró que se acatarán la nuevas medidas de prevención que entran en vigencia este viernes y se extenderán hasta el 30 de abril “respetando el espíritu que nos planteó el gobierno nacional» que tiene como objetivo «evitar las aglomeraciones de gente, que es donde aumenta el riesgo de contagio”. El comunicado de JxC –que lleva la firma de Larreta– rechazaba la posibilidad de implementar lo que calificaron como «restricciones excesivas y mal calibradas».

 

Entre las medidas se encuentran: el cierre de los bares y restaurantes a partir de las 23 horas; la prohibición de la circulación entre las 0 y las 6 de cada día; la suspensión de expectáculos masivos y el cierre de bingos y casinos y el fomento al teletrabajo en los sectores público y privado, entre otras.

El jefe de Gobierno porteño detalló que “hoy estamos en 1900” casos positivos de coronavirus por día contra los alrededor de mil de la semana pasada, lo que “supone un R por encima de 1” y que la ocupación de camas de terapia intensiva subió del 30 al 40 por ciento. “Esto nos prende una alarma”, advirtió. Asimismo, aseguró que la atención médica «está garantizada» y que “la Ciudad tiene una capacidad de testeo récord” con “alrededor de 15.000 testeos por día” que realizan mediante el programa Detectar, la atención en las 22 Unidades Febriles de Urgencia (UFU) y el testeo a docentes, así como a turistas y residentes que viajan.

Respecto al plan de vacunación, Rodríguez Larreta afirmó que “vacuna que nos manda (el Gobierno nacional), vacuna que se aplica” y celebró que ya se vacunaron a todos los adultos mayores de 80 años que se anotaron para recibir la vacuna contra el coronavirus. “Somos uno de los distritos que más rápido vacuna”, aseguró y detalló que “de las más de 520 mil dosis que nos enviaron, ya aplicamos casi el 90 por ciento”.

Reafirmó “el compromiso de mantener las escuelas abiertas”. “No podemos volver a tener un año como el año pasado sin los chicos en las aulas”, sostuvo, respaldado por su ministra de Educación, Soledad Acuña. En la conferencia de prensa también participaron el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel;  el ministro de Salud, Fernán Quirós, y el secretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Méndez.

Quirós hizo referencia a las afirmaciones de Santiago Cafiero sobre la posibilidad que tienen los municipios de comprar vacunas y manifestó que “el debate sobre la adquisición de vacunas no encuentra una solución en el mercado, es un debate abstracto” porque «hay dos mecanismos de provisiones»: las vacunas de los Estados «como el chino o el ruso que proveen a otros estados nacionales» y las vacunas producidas por empresas privadas, como Pfizer y Moderna, «que comprometieron su producción hace muchísimos meses», por lo que si el GCBA llegara a un acuerdo, se recibirían vacunas a finales de este año o durante 2022.

El ministro de Salud reiteró que la mayoría de los contagios ocurren en «encuentros sociales, familiares y laborales» porque “bajamos nuestros niveles de cuidados” al estar en confianza. Por su parte, Miguel recordó que los vecinos porteños pueden llamar al 911 para denunciar a quienes incumplan las medidas sanitarias y que «vamos a seguir confiando en la responsabilidad que demostraron los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires».

Además, Santilli explicó que se fortalecerán «aún más» los controles a la circulación. «Lo que vamos a hacer es no solo concientizar sobre las normas de distanciamiento y el cumplimiento de los protocolos para que viajar sea una actividad segura, vamos a estar controlando los permisos de circulación», respaldó Méndez y agregó que los permisos deben actualizarse cada tres días. 

FUENTE: PAGINA 12

A %d blogueros les gusta esto: