Cruce por la ayuda de la Provincia a personas en extrema vulnerabilidad

Intendentes opositores criticaron el subsidio de hasta $ 50 mil impulsado por Provincia. Larroque dijo que busca responder a situaciones excepcionales y que no se trata de una política generalizada.

Intendentes de Juntos por el Cambio salieron hoy a criticar al Gobierno bonaerense por el decreto que habilita subsidios de hasta $ 50 mil pesos mensuales para personas que se encuentran en extrema vulnerabilidad, y desde la gestión de Axel Kicillof defendieron la medida a explicar que busca responder a situaciones excepcionales y que no se trata de una política generalizada.

Se trata del Fondo Especial de Subsidio para la Asistencia Crítica y Habitacional, oficializado este martes por el Gobierno bonaerense en el marco de la creación del Programa de Asistencia Crítica y Habitacional.

Tal como señaló DIB ayer, el mismo estará destinado a la población que “necesite asistencia para acceder a una vida digna, tanto desde el punto de vista alimentario, como habitacional, mejorando las condiciones de habitabilidad de grupos en situación de riesgo social, y la calidad de vida”.

Así, el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad podrá otorgar subsidios de hasta 50.000 pesos mensuales a cada beneficiario por tres meses, prorrogables por tres más. El titular de la cartera, Andrés “Cuervo” Larroque, explicó que se trata de una actualización de ayudas que ya existían y que la herramienta buscará “responder a situaciones híper concretas y excepcionales de extrema vulnerabilidad”.

La medida, de cualquier manera, generó algunas reacciones negativas en jefes comunales de Juntos por el Cambio, quienes interpretaron que la misma busca solamente desactivar la toma en terrenos de la localidad de Guernica, en el distrito de Presidente Perón.

“50 mil pesos a cada usurpador de Guernica. Cero pesos para subsidiar jardines maternales e infantes. Cero pesos para los pequeños comercios que apenas subsisten”, acusó el intendente de Vicente López, Jorge Macri. Y agregó: “El que labura cierra y el que usurpa hace negocio”.

En tanto, Martín Yeza, de Pinamar, sostuvo que “hay políticos que dicen que están a favor de la propiedad privada mientras entregan planes sociales a personas que usurpan tierras y luego no los desalojan, sino que de hecho les dan más plata”.

Ante las críticas, entrevistado por el canal de televisión TN, Larroque explicó que “el decreto plantea una adecuación normativa a los efectos de ampliar tanto en términos de montos como en términos de periodos subsidios que ya existen”.

“En función de la situación muy compleja que vive la provincia, teniendo en cuenta la crisis económica heredada y la situación agudizada por la pandemia, se planteo una adecuación para atener instrumentos más flexibles para responder a situaciones híper concretas y excepcionales, situaciones de extrema vulnerabilidad”, señaló.

El ministro indicó que “de ninguna manera” el subsidio “debe trascender como una política generalizada”, y advirtió que para la entrega de los montos primero habrá revisiones de las asistentes sociales de su cartera sobre las situaciones particulares de los posibles beneficiarios. Además, indicó que “es supervisado por los tres organismos de control que tiene la Provincia”.

Sobre Guernica señaló que para muchas de las familias que se retiraron se tramitaron subsidios de entre $ 15 mil y $ 30 mil. “Hemos hecho una propuesta a los que aún siguen en la toma para lograr una desocupación acordada. La toma está dividida en cuatro barrios, y uno ya votó a favor de la propuesta. Hemos transmitido que estamos sobre el filo pero yo creo que si en el correr de las próximas dos horas no hay respuesta, nuestra situación acá comienza a carecer de sentido y empieza a actuar la Justicia”, agregó. (DIB) MT

A %d blogueros les gusta esto: