Cuál es la postura del gobierno porteño sobre la posibilidad de comprar vacunas para inocular contra el coronavirus

“El debate para acceder a una vacuna que pueda ser aplicada en los próximos dos meses es un debate que no es posible de resolver a través de contrataciones”, indicó el ministro de Salud, Fernán Quirós

El el marco de la conferencia de prensa que encabezó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para detallar las nuevas medidas de restricciones para contener el rebrote de COVID-19, el ministro de Salud, Fernán Quirós, hizo referencia a la posibilidad de que la ciudad de Buenos Aires adquiera por su cuenta vacunas para inocular a su población por afuera del esquema actual, donde recibe las dosis que contrata el gobierno nacional.

El debate para acceder a una vacuna que pueda ser aplicada en los próximos dos meses es un debate que no es posible de resolver a través de contrataciones, porque serían recién para fin de año o el año que viene”, indicó el funcionario porteño al referirse a las declaraciones que formuló ayer el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien aseguró que “las provincias, la Ciudad de Buenos Aires y los privados pueden comprar vacunas por su cuenta”.

Según indicó Quirós, la adquisición de vacunas por parte de gobiernos o municipios “hoy no encuentra una solución real en el mercado”. “Es algo abstracto, porque hay dos tipos de provisión, las vacunas que proveen los estados, como China o Rusia, para los estados nacionales, y las que provee el mercado, empresas que han comprometido toda su producción anual hace muchos meses”, enfatizó.

Sin embargo, el ministro porteño aseguró que “toda oportunidad que tenga la ciudad de Buenos Aires para facilitar el acceso a la contratación se dialogará y se la acercará al gobierno nacional para coordinar con las provincias”.

Durante la conferencia de prensa, Rodríguez Larreta evaluó los anuncios realizado por el presidente Alberto Fernández para enfrentar la segunda ola de coronavirus y detalló como se implementarán en la ciudad de Buenos Aires.

Respecto a la restricción a la circulación, ya expresamos que no estamos de acuerdo porque está comprobado que circular al aire libre y con tapabocas no genera contagio”. “Ahora, como toda norma, la vamos a respetar de acuerdo con el espíritu que nos manifestó el Gobierno nacional de que esta medida apunta a evitar las concentraciones de gente y no a quienes están volviendo a su casa o cumpliendo una función esencial”, agregó.

Por otro lado, en cuanto a las declaraciones de Cafiero, y ante la consulta de Infobae, un funcionario del gobierno de Córdoba aseguró que “ya se intentó contratar vacunas el año pasado pero los laboratorios no le venden a las provincias, porque todavía no pudieron cumplir con lo que se comprometieron con los estados nacionales”.

En cuanto a la normativa, el 29 de octubre de 2020 el Gobierno logró la aprobación en el Senado de la Ley 27.573 que declara de interés público la investigación, desarrollo, fabricación y adquisición de las vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida contra el coronavirus, en el marco de la emergencia sanitaria por esa enfermedad.

En su artículo 2, la norma “faculta al Poder Ejecutivo nacional”, a través del Ministerio de Salud, a realizar los trámites para la adquisición de las vacunas que se desarrollen para enfrentar la enfermedad. La mayoría de los puntos regula los procedimientos y atribuciones que compete al Estado nacional en la materia.

Sin embargo, uno de los aspectos del texto hace mención explícita a una de las discusiones de las últimas semanas. En el artículo 6°, además de eximir “el pago de derechos de importación y de todo otro impuesto, gravamen, contribución, tasa o arancel aduanero o portuario, de cualquier naturaleza u origen” en la compra de dosis, se establece que un “idéntico tratamiento recibirán las vacunas que eventualmente puedan adquirir las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

“Las exenciones establecidas en el artículo 6° se aplicarán a las importaciones de las mercaderías allí mencionadas para uso exclusivo del Ministerio de Salud de la Nación y los ministerios de salud de las provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a partir de la publicación en el Boletín Oficial de esta ley”, destaca el artículo 7.

Es decir, la legislación abre explícitamente la posibilidad de que otros gobiernos locales puedan adquirir el insumo estratégico. En lo que respecta al sector privado, la ley nada dice sobre las alternativas que tienen los hospitales y farmacias para la compra de vacunas. Pero tampoco establece una prohibición al respecto.

FUENTE:INFOBAE

A %d blogueros les gusta esto: