¿Cuáles son las prioridades de este gobierno?

Nota  de opinión
Hace unos días escuchamos al Secretario de Turismo y Planificación, anunciar la intención que tiene el Departamento Ejecutivo de destinar el emblemático Edificio del Turista al traslado de las oficinas de su área.

Dicha noticia provocó opiniones de todo tipo y color -incluida ésta-, donde en su mayoría con un fundamento u otro se coincidía en repeler la desatinada idea de las autoridades locales.

En momentos donde el ejecutivo presenta una cuestionable idea, es conocido por todos la difícil situación que se encuentran atravesando los empleados municipales, quienes durante el corriente año no han recibido del gobierno ningún aumento salarial, pese a ser la familia trabajadora el eje principal y quienes le ponen día a día su cuerpo a la gestión.

En este contexto, y haciendo un análisis de las situaciones aquí presentadas, me quiero detener en la realidad y realizar una breve reflexión, sin expresar cuestiones abstractas o meras especulaciones.

Lo cierto es que el aumento al haber del empleado municipal no está siendo atendido por el gobierno local. Y por otra parte, se plantea relocalizar la dependencia de turismo en un edificio que podría continuar con su destino gastronómico, como desde su origen fue planteado.

Claro está que ese cambio de destino caprichoso por parte del ejecutivo, implicaría  erogaciones de fondos públicos para acondicionar la nueva oficina estatal; siendo, por lo menos, innecesaria dicha movida para la realidad que estamos atravesando.

Ni hablar que con el cambio del destino comercial al de oficina pública, se perdería oportunidades de nuevas fuentes de trabajo, y asimismo la comuna dejaría de recibir ingresos, pocos o muchos, de cánones por concesiones.

Es así que uno cree como algo lógico, que el Departamento Ejecutivo se enfoque en optimizar los recursos que cuenta para poder proponer y superar los deficientes ingresos de los empleados, sin tener que perder la energía en cuestiones innecesarias como el traslado de una dependencia de turismo -que hoy la tiene-; donde además, por otra parte, la pandemia y los avances que se vienen dando nos han demostrado que la tendencia es reducir la cantidad de oficinas y realizar una mayor utilización de la tecnología para trámites u otras gestiones.

En fin, estas y otras cuestiones concretamente reflejan ni más ni menos las prioridades que hoy tiene un gobierno; donde para algunos -deseo sea la mayoría- es principal lograr recomponer el salario del empleado municipal, llegando los beneficios también a los jubilados; y para otros, es necesario el cambio de lugar de una oficina.

Párrafo aparte, también merece opinión otras dos situaciones ocurridas hace poco tiempo.

La primera, relacionada a un video y comentario que se difundieron por las redes sociales, donde se refieren a las personas que se dedican a la separación y reciclado de residuos. Al respecto, sería necesario que esas personas no continúen bajo la modalidad de las Cooperativas; donde, entre otras cosas, no van a poder contar con una Obra Social, una ART, aportes para poder jubilarse, o ser indemnizados en caso de ser despidos. Deberían encontrarse bajo la figura de una relación laboral, ya sea del ámbito municipal o privado con una empresa que se dedique al reciclaje, donde se garantice las condiciones y no puedan ser vulneradas en sus derechos.

Lo segundo, tiene que ver con el comentario que escuché decir al Secretario de Gobierno, en el contexto de una reunión llevada a cabo días atrás en el palacio municipal; donde el funcionario se jactaba como logro del gobierno haber vacunado y entregado ropa al personal, cuestión no del todo cierta, ya que hemos visto por redes sociales reiterados reclamos de trabajadores municipales, llegando al punto de usar esos medios por falta de respuesta en la provisión de ropa de trabajo.

Lo cierto y como bien se sabe, proveer la ropa de trabajo al personal es una obligación que tiene el empleador, siendo ésta una cuestión normal que deba ocurrir y no merece ser resaltada; porque en definitiva dignificar al trabajador, también se hace con el reconocimiento y cumplimiento de los Derechos Laborales.
Gonzalo Fierro (Abogado)

 

A %d blogueros les gusta esto: