Cuáles son los riesgos económicos que enfrentan empresas e inversores en la Argentina

Según la consultora de The Economist, el mayor riesgo es que la falta de corrección de los desequilibrios macroeconómicos produzca un fuerte ajuste monetario y de la inflación

La Argentina es uno de los mercados más riesgosos para los inversores extranjeros dentro de América Latina, en especial cuando el foco se pone sobre riesgos económicos. La estabilidad y predictibilidad del régimen macro más los riesgos extra que traen aparejados los controles de cambio para quien invierte y quiere disponer de las ganancias son los puntos más débiles del país, mientras que el riesgo financiero es menor en comparación con otras economías similares.

La evaluación surge del informe de “Política, populismo y medidas de Gobierno: el riesgo operativo en América Latina” de The Economist Intelligence Unit. Allí, entre una serie de factores que hacen al riesgo operativo para las empresas e inversores extranjeros en el país, la situación económica de la Argentina hace que el país aparezca en los primeros puestos de varios rankings de riesgo, sólo detrás de Venezuela.

El reporte repasa riesgos regulatorios, políticos, laborales y otros. Pero al focalizarse específicamente en los riesgos económicos, el informe destaca al riesgo macro argentino como el más importante de la región.

Los riesgos económicos que enfrentan los inversores en la Argentina: Fuente: EIULos riesgos económicos que enfrentan los inversores en la Argentina: Fuente: EIU

El riesgo de que “la falta de corrección de los desequilibrios macroeconómicos produzca un fuerte ajuste monetario y de la inflación” es el más relevante entre los países analizados en el informe. Los analistas de The Economist le asignan a su vez un nivel de probabilidad de ocurrencia alto y un potencial de impacto en caso de concretarse también alto. Así, le asigna una calificación de 25 puntos a ese riesgo local, el mayor puntaje otorgado dentro de una lista de riesgos selectos que asigna un valor a la probabilidad y al impacto potencial de un riesgo en particular.

Otro riesgo destacado que enfrente la economía argentina, según el informe, es el de que el Gobierno suba las barreras no tarifarias a las importaciones como parte de su política de sustitución de importaciones. A ese riesgo en particular se le asigna una probabilidad de ocurrencia moderada y un impacto potencial también moderado en las operaciones de las empresas que invierten en el país.

El reporte resume al riesgo macroeconómico como el hecho de si las condiciones económicas son estables y predecibles. Y, en ese sentido, sólo en Venezuela los analistas ven que la situación es más inestable e impredecible que en la Argentina.

The Economist Intelligence Unit alerta sobre la importante probabilidad de quela falta de corrección de los desequilibrios macroeconómicos produzca un fuerte ajuste monetario y de la inflación en la Argentina

Mismo puesto en el ranking obtuvo el país al analizar el riesgo de Comercio Exterior y de Pagos, en el que se analiza si los inversores pueden introducir y sacar dinero del país con facilidad. Otra vez, sólo Venezuela supera a la Argentina en este punto.

Por último, en cuanto al riesgo financiero, al menos la Argentina no se destaca mayormente. El análisis lo resume como el hecho de si el sistema financiero es adecuado para las necesidades de las empresas. Bancos líquidos y sin grandes exposiciones a tomadores de créditos potencialmente problemático, este no es el principal riesgo que debería enfrentar una empresa al decidir invertir en el país.

“Los riesgos son cada vez mayores, no sólo por el fuerte colapso de la actividad económica del año pasado, sino por la gran carga fiscal que supone la pandemia. Esto, a su vez, presenta riesgos de una mayor volatilidad de los tipos de cambio y de la inflación, lo que complicaría el entorno de la política monetaria y aumentaría el riesgo financiero”, analizó Te Economist en referencia a la región en su conjunto.

“En cuanto al riesgo de comercio exterior y de pagos, es cierto que no ha habido señales significativas de barreras arancelarias o no arancelarias ni de nuevos capitales. de barreras arancelarias o no arancelarias, o de nuevos controles de capital o de divisas (con algunas excepciones notables, como Argentina, donde los controles de divisas se endurecieron en 2020). Aun así, en algunos mercados un probable deterioro de la dinámica de la balanza de pagos a medida que las importaciones se recuperan del colapso del año pasado sugiere que los riesgos de proteccionismo irán en aumento”, concluyó el reporte.

FUENTE:INFOBAE

A %d blogueros les gusta esto: