Cuando en pocos días el juez de su sentencia se conocerán dos propuestas para dar fin al litigio

Rifa del campo
Las escuelas y el Consejo Escolar) que hicieron la rifa son provinciales pero toca a los municipios el contralor – Desde la Comuna se sostiene que el Municipio aparece en la sentencia como un responsable subsidiario, en la medida en que la Provincia no pague – No obstante si debe abonar la Municipalidad, como se prevé, se buscará compartir la división de ese pasivo con Lezama.
Un cuarto de siglo después del sorteo de la “rifa del campo” los ganadores azar podrían conseguir en 8 días un resarcimiento millonario en la demanda que iniciaron por al poder cobrar aquel fabuloso premio.
De acuerdo a lo publicado por el diario El Día, el avance se produjo el pasado miércoles en una audiencia del juicio de ejecución de la sentencia que ordenaba a la Provincia y eventualmente al Municipio hacerse cargo de una irregularidad central en aquel sorteo: el campo de 327 hectáreas que sortearon en 1996 dos escuelas y el Consejo Escolar local, tenía deudas y un embargo.
Fuentes de Tribunales informaron que el juez Fabio Arriagada, titular del Juzgado Civil y Comercial Nº 27, recibió el miércoles dos propuestas de resarcimiento en base a la sentencia que ordenó pagar 100 millones de las dueñas del número ganador. Eso, porque el premio ya no existe. El campo fue rematado por las deudas antes de que pudieran escriturarlo las poseedoras del talón con el número 2.300, en aquel sorteo, Sonia Della Vedova y Clorinda Gallego.
Según las fuentes, en la audiencia a puertas cerradas, los patrocinantes de las damnificadas presentaron una propuesta y el fisco Provincial, otra.
Ambas quedaron guardadas en un sobre lacrados que se abrirán en 8 días, cuando el juez dará su sentencia.
También estuvieron ante el juez los actuales propietarios del campo, se indicó. Una fuente vinculada con la causa deslizó que en caso de acordarse la cifra, la Provincia pondría el dinero y luego se daría vuelta hacia el Municipio para recuperar la plata, con un plan de pagos.
El arreglo haría caer dos expedientes que corren junto al juicio de ejecución de la sentencia, por “daño emergente” y “lucro cesante”.
En Chascomús no rechazan la opción del plan de pagos. No obstante, desde la Comuna se sostiene que “el municipio aparece en la sentencia como un responsable subsidiario, en la medida en que la Provincia no pague”.
En ese caso, la cifra podría a la administración local “en quiebra”, se asegura.
Se sostiene allí que la Provincia tiene bajo su órbita a los organismos que hicieron la rifa (escuelas, el Consejo Escolar), pero se reconoce que la Ley 11.349 ordena a los municipios el contralor de las rifas.
A la vez, si les toca hacer frente, como se prevé, buscarán aclarar la división de ese pasivo con el municipio de Lezama, un desprendimiento de Chascomús en medio del extenso litigio.

A %d blogueros les gusta esto: