Cuarentena: Kicillof confirmó que en la próxima fase las medidas “no van a ser idénticas” a la Ciudad

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, reconoció hoy que a partir del 18 de julio próximo las medidas de aislamiento adoptadas por la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires en el Área Metropolitana “no van a ser idénticas”, aunque sostuvo que todas las decisiones serán “coordinadas” con su par porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y prometió un “mayor relajamiento” si los números indican que bajó la velocidad del contagio.

El mandatario aseguró que a partir del sábado próximo, cuando concluya la fase de cuarentena estricta que rige desde el 1° de julio en el AMBA, las medidas que tome la Provincia “no van a ser idénticas” a las de la Ciudad, pero aseguró que “la decisión es coordinarlas” con Rodríguez Larreta, “porque no es sostenible que de un lado de la General Paz se abra todo y del otro lado nada”.

“La única manera de darle batalla al coronavirus hasta que no haya una vacuna es con el distanciamiento. Y como el distanciamiento se está cumpliendo, la movilidad bajó y el transporte lleva menos gente, seguramente tengamos una caída y una desaceleración de casos”, señaló el mandatario provincial en declaraciones a la agencia Télam.

Sobre las medidas a tomar, el mandatario insistió en que “esta enfermedad tiene la complejidad de que las medidas que uno toma hoy tienen efecto dos semanas más tarde” y añadió que “el aislamiento grande en el que estamos debería naturalmente bajar los contagios no en valor absoluto sino impidiendo que proliferen los casos a la velocidad en la que venían subiendo”.

En ese sentido, informó que en las próximas horas recibirá los números concretos para analizar la evolución de los casos a partir de la imposición de un aislamiento más estricto, y agregó que “si la cosa mejora, como es esperable, podremos pasar a una etapa con mayor relajamiento y con mucho cuidado”.

Recorrida en La Plata
Kicillof recorrió este mediodía las instalaciones de la República de los Niños de La Plata, junto al intendente local Julio Garro, en donde se instalaron unas 115 camas para aislar a personas infectadas con Covid-19.

En ese marco, el Gobernador se mostró optimista de que los contagios “dejen de crecer al ritmo en el que venían” por la implementación de la cuarentena estricta, y destacó la función de los centros de aislamiento para personas enfermas al señalar que “totalizamos 13 mil camas. Cada paciente que se aísle evita cuarenta contagios”.

“Esperamos que los casos dejen de crecer al ritmo que venían”, deseó Kicillof, en el marco de un pequeño acto. Y destacó el esfuerzo realizado por Nación, Provincia y municipios para fortalecer el sistema sanitario, aunque aclaró que “ante una explosión de casos no alcanza”. (DIB) MT-JG

A %d blogueros les gusta esto: