Cuestionan desde La Plata la desestimación de las ofertas de la licitación del Parador Escalinatas

En la víspera la Agencia de Noticias Nova publicó una nota en la que cuestiona la desestimación de las ofertas de la licitación del Parador Escalinatas.
El artículo señala que “desde la rescisión del contrato por el anterior concesionario del Parador Escalinatas en Chascomús, ya han pasado más de cuatro meses.
Y si bien en un principio, la idea de que el Municipio lo utilizara hasta que se conozca al nuevo adjudicatario no era descabellada, la historia fue tomando caminos escabrosos.
Resulta que al salir los pliegos de licitación (la comuna se tomó su tiempo), el emblemático lugar ocupado por Atalaya durante décadas, tenía varios oferentes interesados en explotarlo.
Más precisamente, fueron tres los empresarios locales que auguran ofrecer sus servicios en el lugar. Hasta acá, nada fuera de los normal, ya que los tres en cuestión tiene experiencia en el tema.
Pero a la hora de abrir los sobres, uno de ellos contaba con varios puntos en contra y “flojito de papeles” (caso 1), con lo cual quedaron los otros dos en carrera. Cuando se ajustaron los requisitos, uno de estos tampoco cumplía con puntos claves (caso 2) y, sin nada que objetarle, el caso 3 era el único que quedaba con todo servido y papeles en orden”.
La nota de NOVA continúa resaltando “…por varios días ya se contaba con que era inminente la entrega de la llave…” a una conocida familia de la ciudad “…y hasta el mismo Secretario de Turismo “…salió a declarar hace tres semanas, que faltaba ´poco para conocer al nuevo adjudicatario´. Los días pasaban y el anuncio se hacía esperar…”
El pasado martes, y esto lo decimos nosotros, el Municipio anunció que debido a irregularidades en la documentación quedaron desestimadas las ofertas de la licitación del Parador Escalinatas.
Agregando que los motivos de esa decisión se fundamentaban en la falta, error u omisión de documentación y requisitos formales para participar de la misma, expresados en el pliego de bases y condiciones.
Sobre el particular el artículo de la Agencia Nova publica que “…parece ser que el caso 3, no era el que mejor le caía a algunos secretarios de turno y por eso le encontraron la “quinta pata al gato” para decirle que no cumplía con un mínimo requisito.
Según dicen, en un párrafo, no puso la ciudad en cuestión (Chascomús, más que obvio) y sólo nombró a la Municipalidad, como si se debiera aclarar con quién se hacía el contrato, nimiedades que le dicen y que con un aviso se podía hacer el papel en cuestión nuevamente”.
NOVA en su nota afirma que de esta manera “…el Municipio le rebotó el pliego y volvió todo a foja cero. Ahora, los tres oferentes tendrán su segunda oportunidad…”
Más adelante el artículo sostiene que “entre los nuevos pedidos que se hacen, la exigencia ahora es contratar un arquitecto que diagrame el proyecto…”, “…costo previo que cada oferente deberá afrontar y según sabemos, el valor no es nada barato”.
Finalmente NOVA dice que “el único oferente que tenía todo listo y en condiciones (caso 3) no presentaría este ítem, ya que le ocasionaría un gasto extra muy grande”, agregando otras críticas sobre lo sucedido.
Ante estas dudas, y esto lo pensamos nosotros, sería oportuno que las autoridades dieran en conocer en detalle lo que ocurrió con la licitación y aclaren si en un presunto segundo llamado a licitación se incorporará la solicitud de un proyecto firmado por un profesional, ya que habría un cambio de pliego que implicaría la participación del Concejo Deliberante.

 

 

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.