Cuestionan el uso para residuos del campo de la Ruta 20 porque su donación sería para un destino social

Lucas Guanini, vecino de ruta 20, que participó de la protesta por la instalación del Ecoparque (Polo Ambiental o Basurero Municipal), que la Comuna tiene proyectado radicar en un campo del lugar, fue entrevistado por el móvil de FM por siempre 97.3, donde expreso su descontento y las razones del porqué varios vecinos de la zona rechazan la instalación en dicho predio.
Señaló al respecto que la decisión por parte del Municipio los tomó por sorpresa, ya que el terreno donde se piensa ubicar el depósito final de basura fue donado por su propietaria a la Intendencia de Chascomús para fines únicamente de beneficio social y nunca se ofreció el lugar para instalar un basural.

Agregó siempre sobre el particular, que una ejecución de estas características traerá consigo un gran problema de contaminación, dado que las particularidades que presenta el suelo de ese sector no cuentan con condiciones para instalaciones de ese tipo.
Si bien a los vecinos de la zona se les dijo en un momento que se trataba de un Ecoparque, el rechazo es absoluto, dado que no confían que se traten correctamente los residuos y temen que el sitio termine siendo un basural y que inclusive pueda ser regional y no local.
Cerca del campo en cuestión viven varias familias, el suelo tiene contacto directo con agua potable y la contaminación de la basura puede ocasionar daños a los animales cercanos al predio, así lo expresaba Guanini, que destacó que de no ser por una casualidad nunca se hubieran enterado de la implementación de este proyecto, dado que no fueron consultados.
La tierra en cuestión fue donada para hacer en el lugar una escuela o algún edificio que sirviera a la ciudad, y se estima que si no se cumplen con lo establecido el terreno quedara en manos de herederos y la Comuna perderá el poder sobre el bien.
Aparte de la protesta pública de hace unos días, hubo varios intentos de comunicación con el Jefe Comunal, Javier Gastón, pero todos hasta el momento fueron nulos. Los vecinos quieren acceder al proyecto del que se presume no tuvo estudio de impacto ambiental.
Destino de la donación
De acuerdo a lo que se menciona, la donante del terreno, para que la tierra no se mal usara, habría dejado una copia donde se especifica el destino del campo con el objetivo de que se respetara su voluntad.
En este marco, se afirma que la manifestación pública defiende esos intereses, y entienden quienes hacen el reclamo que de no cumplirse el fin de la donación la misma quedaría nula y el terreno volvería a manos de la familia de la original propietaria.

A %d blogueros les gusta esto: