Danone, dueña de Villa del Sur, puso en revisión sus negocios en la Argentina

¿Cómo impactará en Chascomús?
Golpeada por la pandemia, durante su informe trimestral de resultados anunció la “revisión estratégica” de activos por USD 548 millones en la Argentina.

La multinacional Danone, propietaria de Villa del Sur, anunció una revisión de su estrategia en la Argentina, algo que es de esperar no impacte en Chascomús, donde es una de las principales industrias locales y da trabajo a muchos chascomunenses.
Este anunció ocurre en el marco de un programa de reorganización y reestructuración de sus marcas en distintas partes del mundo.
La empresa de alimentos registró una caída de 9,3 por ciento en su facturación del tercer trimestre a nivel global.
Danone sufrió de una manera particular la pandemia. Históricamente afectado por la baja rentabilidad de su negocio de lácteos frescos en todo el mundo, durante muchos años pudo maquillar sus resultados gracias al buen desempeño de sus principales marcas de agua, como Evian
Los activos de la empresa en la Argentina incluyen distintas unidades de negocios con marcas como Villa del Sur, La Serenísima, Villavicencio, Nutrilón, entre otras.
En aguas minerales, Danone Argentina es la número uno del mercado, con las marcas Villavicencio, que embotella en Las Heras (Mendoza) y Villa del Sur, con embotelladora en Chascomús.
En aguas los resultados son menos malos que en lácteos, pero hace dos años que tampoco arrojan buenos números.
También talla como accionista en el negocio de galletitas, con la marca Bagley.
La empresa además es dueña de la planta de Kasdorf en Garín, en la zona norte, donde produce productos de nutrición infantil especializada en dos áreas, nutrición «temprana» y «médica».
Entre todos sus negocios directos, sin contar las galletitas, la empresa, que hace 25 años que opera en la economía argentina, emplea a 5.000 personas.
Todavía no hay nada en concreto, dado que las directivas llegarán desde Francia.
El país hace dos años y medio que muestra una importante dificultad económica, la cual en 2020 se agravó por el efecto de la pandemia.
La multinacional indicó que la empresa evalúa hacer una revisión inmediata de la estrategia de negocios en la Argentina y en Estados Unidos, donde gestiona la marca Vega.
Los primeros pasos de la reorientación en los negocios globales, tras las fuertes pérdidas de la empresa a nivel internacional, ya comenzaron a registrarse y en las últimas semanas la empresa vendió su participación en la empresa japonesa de bebidas Yakult Honsha.

A %d blogueros les gusta esto: