Desazón, llantos y reproches entre los opositores a la legalización del aborto: «Nos sentimos traicionados por los diputados»

El estallido de fondo generó un contexto desolador. Lo sufrieron cerca de 200 personas que se manifestaron en contra de la legalización del aborto, quienes aguardaron la votación final rodeando una extensa bandera argentina y rezando frente a un mural de Cristo. No había pantalla gigante, ni un parlante que anunciara lo que pasaba dentro de Diputados; pero el grito ensordecedor que provino a 100 metros cantó la justa.
La media sanción del proyecto de ley que propone que el aborto sea legal, seguro y gratuito era un hecho. «¿Qué pasó? ¿Terminó?», preguntó un hombre, confundido, envuelto en un manto celeste que llevaba inscripto «Salvemos las dos vidas». Fue el hombre que inició un rezo masivo durante la previa del desenlace. El mismo que comenzó el día sonriente y terminó sentado, solo, mirando su celular.
Blas, un joven de 25 años, arengó a sus compañeras y compañeros luego de la noticia. «Lucharemos en el Senado y si se convierte en ley iremos a la Justicia. Estamos muy enojados, nos sentimos traicionados por los diputados. Estuvieron durante meses debatiendo, tomaron una postura que a nosotros nos trajo alivio, ¿y ahora se dan vuelta así?», dijo a Infobae.
Durante la previa, un grupo de 40 personas rezó y cantó frente a la imagen de Jesús. «Nos dicen que hay empate técnico, pero creemos que podemos tener un buen resultado. Dos votos arriba es lo que pensamos», decían desde las organizaciones «pro vida».
Era tal la expectativa que una hora antes de la votación, en el Café Victoria, todas las mesas estaban ocupadas por personas que vestían atuendos celestes. El clima era festivo, pero cambió cuando el diputado Sergio Ziliotto publicó en su cuenta de Twitter: «Junto a Melina Delú y Ariel Rauschenberger, los 3 diputados nacionales peronistas por La Pampa votaremos a favor de la despenalización del aborto».
«Es una noticia fuerte, no estaba enterada. Pero igual está tan peleado y parejo que quizá lo ganamos», expresó Graciela, una vecina del Congreso, a Infobae. Sus palabras graficaron el sentimiento de quienes marcharon en contra y a favor de la legalización: ganar, por un voto, como sea. Pero ganar.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: