Desde La Plata Afirman que Gastón vive en un mundo ideal de que los vecinos de Chascomús no ven y sufren

Una nota de la Agencia NOVA de la ciudad de La Plata, señala que “el pasado martes, el Intendente de Chascomús, Javier Gastón, pronunció el discurso de apertura de sesiones ordinarias en el Concejo Deliberante ante un pobre marco de público y con una alocución lavada, despegándose cada vez más de los aportes que María Eugenia Vidal le hace a la ciudad de la laguna con las obras que se están concretando.
Lo primero que asombró a todos los presentes fue la poca cantidad de militantes/adeptos de la UxCh que estuvieron presentes en el recinto…”
Más adelante el artículo afirma que “el discurso arrancó sin pena ni gloria, enumerando diferentes aspectos de la gestión, algunos reales y otros que forman parte de un ´submundo´ que los ciudadanos comunes de la ciudad no ven ni siquiera cerca de concretarse.
Por ejemplo, en una parte de su oratoria, el Intendente utilizó varios minutos para referirse al estado del Hospital y aunque usted crea que lo que dijo era que había mucho por solucionar, nada de eso ocurrió.
Para Gastón el establecimiento de salud es un ejemplo de atención, siendo que sacar un turno por ejemplo es casi una misión imposible y que el año pasado en una interpelación debió explicar el maltrato que sufren los empleados…”.
A medida que avanzaba, el “cantón suizo” que gobierna UxCh lucía cada vez más sus virtudes, imaginadas solamente en quienes conducen los destinos del pueblo de don Raúl Alfonsín.
Incluso el propio intendente negó de cuajo el apoyo económico de la gobernación de Vidal, con una frase contundente “las obras no son ni de Provincia ni de Nación, son nuestras”, vaya visión de la realidad”.
De los ex Jefes Comunal, “…sólo estaba Juan Carlos Gastón, su padre, que tampoco zafó de las críticas de Gastón, cuando responsabilizó a todos los gobiernos anteriores que lo precedieron, con ejemplo de máquinas de 50 años y obras que no se hacían desde hace más de 30 años, justo cuando su papá era intendente en la presidencia de Alfonsín.
En síntesis, un sinfín de culpas ajenas, méritos propios y “mentiritas” piadosas son el resumen perfecto de una mañana en Chascomús que, como en las legislativas del año pasado, demostraron a un Jefe Comunal con una gestión cada vez más lejana del ciudadano de a pie y esto se notó en un recinto en el que el único aplauso sincero lo recibió el Himno Nacional Argentino”.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: