Detenidos reparan sillas de ruedas para un hospital y la Dirección de Salud Penitenciaria

Es una experiencia que se desarrolla en los talleres de la Unidad 1 de Olmos y que ayudará al hospital San Lucas, que asiste a niños con discapacidad.

Personas privadas de libertad en una cárcel bonaerense repararán diez sillas de ruedas y un andador, que serán entregados a un Hospital que asiste a niños y jóvenes con discapacidad motriz y a la Dirección Provincial de Salud Penitenciaria, informó este sábado el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

La experiencia solidaria se desarrolla en los talleres de la Unidad 1 de Olmos, en el marco del programa “Más trabajo, menos reincidencia” que impulsa el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires.

“Reorientarse”

La iniciativa solidaria se realiza bajo la coordinación de Ramón, un detenido de 54 años, quien tiene el oficio de tapicero, y quien ya enseñó el oficio a más de 20 personas privadas de su libertad que, como él, buscan “reorientar sus esfuerzos hacia la reinserción social”.

Según se detalló, ocho sillas de ruedas y un andador serán entregados a la Dirección de Salud Penitenciaria a fin de que sean entregadas a presos que requieran esos elementos, mientras que las restantes serán llevadas al Hospital San Lucas de la localidad platense de Lisandro Olmos, que asiste a niños con discapacidad.

Los trabajos que involucran la reparación y retapización del mobiliario provistos por el Instituto Traumatológico de Alta Complejidad de Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se llevan adelante con materias primas aportadas por Zona Franca, a través del Ministerio de Producción de la provincia de Buenos Aires.

Según aclararon desde el SPB, la cadena de puesta en valor del mobiliario incluye también a diez internos, que fueron previamente capacitados en el taller de herrería que funciona en este establecimiento penitenciario bonaerense. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: