Dólar: la AFIP investiga a 300 compradores de MEP y contado con liquidación por «inconsistencias fiscales»

Luego de ir tras las empresas que recibieron ayuda estatal para pagar salarios y compraron dólar financiero, la AFIP ahora pone el foco en los contribuyentes «con inconsistencias fiscales» que accedieron al dólar MEP y al contado con liquidación (CCL o «cable»). Según los datos del organismo recaudador, fueron más de 300 personas y sociedades que realizaron operaciones financieras con bonos y acciones para acceder al mercado de cambios por US$402 millones durante los últimos dos meses de 2020.

Entre las fiscalizaciones iniciadas por la Dirección General Impositiva (DGI) de la AFIP existen operaciones con bonos o acciones por más de US$1 millón que fueron realizadas por personas con inconsistencias fiscales o sin capacidad económica, explicaron fuentes oficiales.

Como en el caso de las compañías que recibieron la ayuda estatal para pagar salarios, la información fue remitida por el organismo estatal que regula la actividad bursátil, la Comisión Nacional de Valores (CNV). De esa manera, se detectaron operaciones realizadas por «monotributistas sin capacidad económica, usuarios de facturas apócrifas y responsables inscriptos con distintos incumplimientos», señalaron fuentes oficiales.

En ese sentido, destacaron que un caso típico fue el de los contribuyentes que no presentaron declaración jurada de Bienes Personales porque no tienen un patrimonio que alcance el mínimo no imponible de ese gravamen, pero que luego realizaron operaciones de grandes magnitudes en el mercado cambiario. La DGI comenzó a notificar a los contribuyentes para que realicen sus descargos.

Las irregularidades detectadas en la fiscalización incluyen a contribuyentes sin capacidad económica que durante noviembre de 2020 vendieron más de US$1 millón a través de CCL o MEP. Ese universo está compuesto por 32 contribuyentes que se dolarizaron por un total de US$72,4 millones en noviembre de 2020.

También incluyen al universo de contribuyentes que tenían la calificación de apócrifos y que realizaron operaciones de venta de valores negociables vía CCL o MEP y a los monotributistas que realizaron ventas superiores a US$14.000 (equivalentes a unos $2 millones en noviembre de 2020) que, a priori, no poseerían capacidad económica suficiente. Alrededor de 250 monotributistas hicieron operaciones en CCL o MEP por un total aproximado de US$59 millones y no presentan una Declaración Jurada de Bienes Personales.

Por otro lado, se identificaron 29 personas que emiten factura M (comprobantes provisorios utilizados por quienes poseen algún tipo de irregularidad en AFIP) y que operaron a través del CCL o el MEP. Finalmente, también se fiscalizó a los contribuyentes con alto riesgo fiscal según el «Sistema de Perfil de Riesgo».

Cómo funcionan los requerimientos de AFIP

En todos los casos se avanza con acciones preventivas (con levantamiento de la feria fiscal) para verificar la capacidad económica y financiera, y evaluar el origen de los fondos, detallaron fuentes oficiales.

A los contribuyentes que están siendo fiscalizados se les solicita un detalle de operaciones de compraventa de títulos públicos y acciones, dólar MEP y CCL, durante el período involucrado con el aporte de documentación respaldatoria, como por ejemplo extractos bancarios y comprobantes de compraventas. También una justificación que avale la operatoria de compraventa.

También se les pide una nota con carácter de declaración jurada que indique las cuentas (bancarias y comitentes) en el país y en el exterior con las que opera; tarjetas de crédito en el país y en el exterior en las cuales sea titular y/o adicional; información sobre las cuentas que posee en relación a medios electrónicos de pagos; actividad que desarrolla e información del o de los agentes de liquidación intervinientes.

Por: Sofía Terrile Fuente: La Nación

A %d blogueros les gusta esto: