Dólar: qué se puede hacer y qué no luego de las nuevas trabas a las cotizaciones financieras

En el segundo día hábil desde la sorpresiva norma del BCRA que frenó al dólar MEP y al contado con liqui el mercado trata de volver a operar

La semana pasada el Banco Central sorprendió al mercado con una nueva y estricta regulación orientada explícitamente a prevenir el lavado de dinero pero que, en los hechos, terminó limitando el mercado de dólares financieros: los dólares MEP y contado con liquidación. Las sociedades de Bolsa debieron detener el viernes pasado la operatoria con divisas antes de poder adaptarse a las normativas y, hoy martes, tratan de volver a operar sin violar las flamantes trabas.

La Comunicación A 7340 publicada el jueves pasado estableció que las operaciones de compra venta de títulos que se realicen con liquidación en moneda extranjera deberán abonarse en cuentas a la vista a nombre del cliente, ya sea en entidades financieras locales o del exterior.

La compra y venta de dólares a través del mercado de bonos sólo podrá hacerse desde cuentas bancarias, locales y extranjeras

Dicho más sencillo: la compra y venta de dólares a través del mercado de bonos sólo podrá hacerse desde cuentas bancarias, locales y extranjeras. Esto es un golpe muy duro para un mercado de dólar MEP que estaba basado en cuentas comitentes de sociedades de Bolsa -no bancarias- y un mercado de dólar contado con liquidación sostenido a través de cuentas de inversión en el exterior que tampoco tienen un banco detrás.

Asimilado el golpe, y asumido el hecho de que serán muchos menos los que podrán operar sobre todo al contado con liquidación, hoy las sociedades de Bolsa tratan de volver a la normalidad.

¿Se puede comprar dólar MEP?

La mayoría de las sociedades de Bolsa trabaron el viernes pasado las operaciones con dólar MEP. Se trata de la compra de dólares a través de bonos: clientes compraban con pesos un título de deuda, generalmente el Bonar 30 y, luego de 24 horas de tenencia obligatoria, revendían ese mismo bono a cambio de dólares.

Desde el momento en que buena parte de ese movimiento se hacía desde cuentas comitentes, la operatoria quedó dificultada. La primera parte de la operación no sufre trabas: se puede girar pesos a la cuenta comitente sin trabas y comprar el bono en cuestión normalmente.

Las nuevas trabas empiezan a pesar en la segunda parte de la operación. Como la nueva norma impide tener saldos en dólares en la cuenta comitente producto de la liquidación en moneda extranjera de títulos valores, una vez vendido el bono a cambio de divisas esos dólares no pueden quedar en la cuenta comitente. Se deben transferir de inmediato a una cuenta bancaria.

“El producido de la venta sólo podrás transferirlo a una cuenta bancaria a tu nombre. Luego de producida la venta automáticamente se direccionarán esos dólares a la cuenta bancaria. Luego el cliente si quiere darle otros usos deberá volver a girarlos a la cuenta [de la sociedad de Bolsa]”, explicó un broker a través de un texto para sus clientes.

“El producido de la venta sólo podrás transferirlo a una cuenta bancaria a tu nombre. Luego de producida la venta automáticamente se direccionarán esos dólares a la cuenta bancaria”

Sobre esta traba pesan además restricciones previas, como el tope en la cantidad de dólares financieros que se pueden operar por semana que rige desde julio. Salvo que se opere en SENEBI

En los bancos, el dólar MEP no tiene trabas

Aunque las sociedades de Bolsa son las que desarrollaron los mercados del dólar MEP y contado con liquidación, ahora los bancos tienen una marcada ventaja por sobre ellos en el mercado de dólar MEP, muy utilizado por minoristas. Esto es porque la Comunicación A 7340 fuerza a que cuando se usan dólares para comprar un bono, esas divisas surjan desde una cuenta bancaria. Esta es precisamente la forma en que los bancos locales permiten comprar y vender dólares MEP: con liquidación directa desde y hacia una caja de ahorro.

Cuatro bancos diferentes dijeron a Infobae que esa operación se está realizando sin problemas. En los hechos, los bancos se han transformado en la alternativa más sencilla para comprar y vender dólares a tipo de cambio financiero.

La Comunicación A 7340 del Banco Central paralizó a los mercados de dólar MEP y dólar contado con liquidación la semana pasada. EFE/Cristina Terceiro/Archivo
La Comunicación A 7340 del Banco Central paralizó a los mercados de dólar MEP y dólar contado con liquidación la semana pasada. EFE/Cristina Terceiro/Archivo

Esto es un golpe muy fuerte para las sociedades de Bolsa, ya que las transacciones cambiarias eran por lejos su principal fuente de ingresos por cobro de comisiones. El Bonar 30, el título más usado para hacer MEP y contado con liquidación, es por mucho el activo más popular del mercado local.

Contado con liquidación muy limitado

Las sociedades de Bolsa también vuelven a habilitar hoy la posibilidad de comprar y vender dólares en la operatoria conocida como contado con liquidación. Se trata de una maniobra similar a la del dólar MEP -compra de un bono con pesos para luego revenderlo a cambio de dólares- con la diferencia que al final de la rueda los dólares que se consiguen quedan en el mercado externo. De la misma forma, la operatoria se utiliza para ingresar dólares al país a un tipo de cambio más alto que el oficial.

Desde el momento en que para traer dólares al país, ahora, se necesita que esos billetes surjan desde una cuenta bancaria en el exterior van a ser muchos menos los que puedan hacerlo. Esto es porque la mayor parte del mercado no está basado sobre cuentas bancarias de entidades de Estados Unidos sino sobre cuentas de inversión, no bancarias.

“Se esta tomando como forma de trabajo por ahora, que si o si el cliente tenga una saving account caja de ahorro- propia, eso ya reduce significativamente la cantidad de CUIT que quedarían activos”

“Se esta tomando como forma de trabajo por ahora, que si o si el cliente tenga una saving account –N.de la R.: caja de ahorro- propia, eso ya reduce significativamente la cantidad de CUIT que quedarían activos”, explicó un operador a Infobae.

En resumen, las operación de contado con liquidación se siguen llevando a cabo pero sólo con quienes tienen cuentas bancarias en el exterior.

Dólares atrapados

Uno de los puntos más débiles de las nuevas normativas es el que pesa sobre las tenencias de residentes argentinos en cuentas de inversión en el exterior. Brokers como Robinhood, Interactive Brokers e incluso portales argentinos facilitaron en los últimos años esta posibilidad. Son cuentas de inversión, no bancarias. Y ahí reside el problema.

Para fondearlas, es decir para que un argentino pueda poner dólares en ellas con el fin de invertir en acciones, fondos y otros activos del exterior se necesita una operación de “dólar cable” o “contado con liquidacón”. Algo que no se puede concretar, ahora, sin cuenta bancaria.

Las trabas al MEP y al contado con liquidación son un golpe muy duro para sociedades de Bolsa, ya que la operación con bonos usados para ese fin son la principal actividad del sector. REUTERS/Marcos BrindicciLas trabas al MEP y al contado con liquidación son un golpe muy duro para sociedades de Bolsa, ya que la operación con bonos usados para ese fin son la principal actividad del sector. REUTERS/Marcos Brindicci

Peor aún, si uno de esos inversores quiere vender sus acciones en el exterior para traer los dólares al país o transformarlos en pesos, hoy no puede hacerlo. Esto es porque la norma del jueves pasado prohíbe explícitamente comprar bonos en dólares “C” -con ce de cable, el código con el que operan en el exterior- si las divisas no surgen de una transferencia bancaria. Así, hasta que haya alguna aclaratoria oficial, esos ahorros están un un limbo. Se pueden mantener invertidos en el exterior pero no se puede acceder a ellos.

Dado que las reglas no son del todo claras, sin embargo, surgieron distintas interpretaciones. Algunas sociedades de Bolsa crearon mecanismos para convertir dólares cable en dólares MEP. En principio, eso no estaría permitido. Pero los que lo permiten confían en que la Comisión Nacional de Valores -el ente regulador del mercado- como mínimo va a hacer la vista gorda en esos casos. Con todo, no deja de ser un riesgo.

Riesgo para las transferencias

Hay una norma más que complica todo. Es de julio del año pasado y fuerza a los bancos a observar -bloquear temporalmente- la segunda transferencia en dólares que reciba una cuenta en un mismo mes. Es decir, en los hechos hoy es muy difícil recibir más de una transferencia en una cuenta bancaria en dólares, lo que obliga a planificar muy bien las compras de dólar MEP.

Algunas sociedades de Bolsa están resolviendo las trabas del jueves pasado haciendo transferencias automáticas a cuentas bancarias. Así, por ejemplo, si un cliente compró dólar MEP la sociedad directamente transfiere esos dólares a la cuenta bancaria del titular. Otras, postergan las transferencias al cierre de la rueda: dejan que el propio cliente cumpla la norma según sus preferencias y, si no transfiere, lo hacen por él al final del día.

Parece un problema menor pero no lo es. Si es la segundo o tercera transferencia en dólares que recibe una misma cuenta, el banco que la recibe podrá mantenerla en stand by -los dólares no estarían ni en la sociedad de Bolsa ni en la cuenta bancaria- hasta tanto el cliente muestre un comprobante del origen de los fondos. En ese contexto, una transferencia automática puede recibir serios reproches por parte de un cliente de una sociedad de Bolsa.

(Fuente: Infobae)

A %d blogueros les gusta esto: