Dolor en el último adiós a la vicedirectora y al portero de la escuela de Moreno

Decenas de personas pasaron en las últimas horas por la casa velatoria donde esta mañana despidieron los restos de Sandra Calamano, una de las dos personas que murieron en una escuela de Moreno luego de una fuerte explosión a raíz de una pérdida de gas, que había sido denunciada en varias oportunidades.
Familiares, vecinos, alumnos con sus guardapolvos blancos, y docentes le brindaron esta mañana el último adiós a la vicedirectora de la escuela Número 49, y a Rubén Rodríguez, uno de los auxiliares de la institución que se desempeñaba como portero y profesor de carpintería.
Son varios los que intentan reconstruir lo que ocurrió cuando comenzó el día: las víctimas, como casi todas las mañanas, fueron los primeros en llegar al lugar antes de las 8.
Los vecinos y compañeros de trabajo coinciden en señalar que la vicedirectora y el auxiliar querían tener listo el mate cocido que minutos después debían servirle a los casi 500 alumnos que asisten a la escuela. Y entonces, la tragedia: los dos murieron víctimas de una explosión aparentemente por un desperfecto en una estufa.
Al mismo tiempo, docentes bonaerenses realizaron una movilización en el marco del paro que anunció el gremio horas después del trágico accidente en la escuela “Nicolás Avellaneda”, que enlutó al sistema educativo provincial.

 

 

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.