Dos intendentes del interior se quejaron porque sus distritos siguen en fase 2

Montenegro, de Mar del Plata, y Britos, de Chivilcoy, reclaman que sus comunas pasen a fase 3, para que vuelva la presencialidad escolar.

Los intendentes de Mar del Plata, Guillermo Montenegro y de Chivilcoy, Guillermo Britos, se quejaron hoy porque sus distritos continúan en fase 2 y por lo tanto no podrá avanzar con flexibilizaciones de las medidas de cuidado como las que rigen desde hoy para el conurbano, que incluyen la vuelta de las clases presenciales desde el miércoles.

“Otros distritos de la Provincia en los que están habilitadas las clases no tienen los números que tiene hoy nuestra ciudad. Lo que está claro, y esto no es una cuestión política, es que han disminuido los casos en esta última semana en un 26% y que nunca llegamos al 70% de ocupación de camas de terapia intensiva”, dijo Montenegro  en declaraciones  televisivas.

“No entendemos cuál es el criterio que se utiliza. No queda claro si son 610 mil personas que han quedado en el censo de hace más de 20 años, si es 656 mil o si es 850 mil. Al margen de eso lo que yo tengo claro es que los datos objetivos de nuestra ciudad generan que esta decisión del gobierno de la Provincia discrimine para que la ciudad no tenga clases este lunes”.

La referencia de Montenegro es a que, en base al DNU presidencial que prorrogó las restricciones hasta el 25 de junio, la Provincia considera en situación de Alarma Epidemiológica a aquellos distritos de más de 300 mil habitantes con una incidencia de 500 casos cada 100 mil habitantes durante los últimos 14 días o que tengan una ocupación de camas de terapia intensiva del 80%.

Brito también se quejó “La provincia decidió que Chivilcoy permanezca en fase 2, a pesar que el AMBA pasó a fase 3, con mayores libertades. Más allá de no estar de acuerdo, del fuerte reclamo que ya hicimos y seguiremos haciendo junto a otros intendentes, las restricciones en Chivilcoy siguen igual”, dijo el intendente.

Y agregó: “No es una noticia simpática, pero debemos cumplir las disposiciones, a pesar de considerarlas totalmente injustas. Seguiremos intentando que se entienda que cada intendente debe decidir sobre su Municipio, conociendo la realidad sanitaria y que actividades puede habilitar o no”. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: