Dr. Luciano Soler: “El hostigamiento en el hospital de Chascomus es permanente”

Hace días se conoció en Chascomús el malestar de personal médico del Hospital Municipal San Vicente de Paul, por ello Rubén Martínez y Leandro Solferino dialogaron en FM Libres del Sur con el Dr. Luciano Soler pediatra del nosocomio en las radios de Tiempo.
“Coincido con que la sociedad se relaja al escuchar que tenemos la vacuna, aunque todavía no pudimos vacunar al personal de salud. También es entendible el aguante que hemos tenido con esta cuarentena. Es entendible pero es difícil llevar estos cuidados…” arrancó Soler al escuchar en la previa a Martínez hablar sobre la llegada de la vacuna al país.
Al ser consultado sobre la situación en el Hospital San Vicente de Paul dijo que “yo estoy hace 6 años trabajando en la guardia. Siempre trabajé en la guardia. Hay maltrato psicológico de parte de las autoridades municipales, en el sentido de que por ejemplo en la habitación de los médicos no podes descansar 5 minutos porque no están dadas las condiciones edilicias. Y uno que está 24 horas de guardia necesita un lugar para descansar y mantener la cabeza fría. Esto pasa hace años. No solamente el personal médico sino todo el personal de salud recibe cierto hostigamiento y ya nos cansamos…” expresó Soler lo que llevo a la pregunta de Rubén Martínez sobre cuál es el trato existente por parte de la autoridad vinculada al personal.
El facultativo respondió “En lo que a mí respecta no he tenido problemas, pero he escuchado que ha tenido contestaciones agresivas con compañeros y hasta con empleados de limpieza y mantenimiento. Hay una bajada de línea, no es la persona en sí. Quien le da permiso a esa persona para que use ese “látigo” es la Secretaria de Salud y el Secretario de Gobierno. Esto es una cadena, mandan la bajada de línea que es que trabajen como ganado. Nosotros estamos reclamando que nos traten como personas…” dijo ante la consulta de Martínez.
Cuando se le pregunto cómo se está trabajando hoy en la guardia explicó “Somos 2 médicos clínicos y 2 pediatras y tenemos en 3 turnos entre 2 y 3 compañeros de enfermería, que no dan abasto. Hubo días, por diferentes motivos, que había un sólo medico clínico entonces los pediatras le dábamos apoyo. Un medico clínico solo para la ambulancia, para la guardia y para la atención externa. Y las autoridades en vez de pedir perdón, o llamar otro médico para que nos ayude, nos hostigan porque la ambulancia no salió a atender a la hija de tal. Este hostigamiento llevó a que la situación no de más.
Falta calidad de recursos humanos. Una cosas es un médico recién recibido que acepta cualquier cosa y otra un médico clínico bien preparado, que como el municipio no paga y lo trata mal se va”.
El doctor Soler hace guardias en la zona. Atiende en Ranchos y General Belgrano, lo que llevo a que se le pida una comparación de la atención en el San Vicente de Paul con los otros nosocomios de la región y el médico dijo “en la zona esta situación no se repite. Chascomús paga menos y trata mal. En otro lado salgo de la guardia y al rato puedo jugar a la pelota con mi hijo. Haces una guardia en Chascomús y al otro día no servís.
Leandro Solferino le pregunto al Dr. Soler si tenía una idea de cuantos profesionales habían dejado de trabajar en Chascomús a lo que pediatra respondió “uno pierde la cuenta. Lo que pasa que si al profesional no le gusta se va. Muchísimos profesionales han pasado, sobre todo clínicos”.
Otro de los temas que se trato en la entrevista fue el trato con el infectólogo Facundo Arguello. “Hubo un reemplazo de otro medico. No me acuerdo como se llama el infectólogo, lo vi un par de veces. Pero no hay mucha interacción. No ha habido charlas para la atención primaria de la salud…”
“Los enfermeros son los que más sufren porque a diferencia de los médicos ellos viven en Chascomús. Por un lado el hostigamiento y por otro lado no pueden hablar porque los echan. Son los que más trabajan y también los que más la sufren.“
Por eso valoramos que se hayan puesto en predisposición para protestar juntos…” sentenció ante la consulta sobre cuál era la situación del personal de enfermería.
En otro pasaje de la entrevista se le pregunto sobre el rol del Director del Hospital, a lo que Soler dijo “hay un buen trato con Jorge pero creo que la bajada de línea es de arriba. El nos acompaña pero no tiene, ni él ni los jefes de servicio, el poder de decirle algo al Municipio. El jefe de Guardia y la Jefa de Pediatría firmaron el petitorio y apoyan la medida de fuerza. Ellos fueron a plantear estas cuestiones y no fueron escuchados…”
Se iba a realizar una reunión entre la dirección y el personal de salud a la que fueron los médicos y algún enfermero y desde la dirección pidieron hablar solo con los médicos para dividir los sectores. Soler recordó lo ocurrido en 2017 “hubo una protesta y el municipio dividió a los sectores y le daba un poquito a cada sector como represalia a los sectores más activos. Lo que nos planteamos ahora es un piso.
En cuanto a la medida de fuerza programada si no tienen respuesta positiva señaló que “la estamos evaluando. Se hablaba de anunciar un paro de cese de atención el 15 de Febrero. Obviamente que no vamos a negar la atención de la gente”.
Por último se le consulto si él y sus compañeros sabían del apoyo de la comunidad médica chascomunense. A lo que Soler comento “si lo sabemos. En Ranchos está Dos Santos que en 2017 fue reprimido por una situación de un reclamo de salario. Hay muchos profesionales que trabajan acá (en referencia a Ranchos, dado que al momento de realizar la entrevista estaba de guardia en el Hospital Campomar) que se fueron de Chascomús por las reprimendas.

A %d blogueros les gusta esto: