Echan al presidente del IOMA y llega un funcionario de Rodríguez Larreta

La Gobernadora desplazó a Carlos D`Abate y nombrará al subsecretario de Higiene

La gestión no venía bien”, dicen, escuetos, en la Gobernación. Lo suficiente, sin embargo, como para dejar en claro que María Eugenia Vidal no estaban conforme con el desempeño del presidente del IOMA, Carlos D`Abate, que fue desplazado ayer del cargo.
En su lugar asumirá Pablo Di Liscia, un funcionario porteño actualmente a cargo de la subsecretaría de Higiene Urbana en la administración de Horacio Rodríguez Larreta. Di Liscia fue además director General de Control de Gestión, director General de Reforma Administrativa, asesor de Tecnología de Información y asesor de Gabinete del Ministerio de Ambiente y Espacio Público.
El cambio resultó sorpresivo, acaso, como para no dar lugar a pataleos: el IOMA, por caso, ha sido uno de los objetivos perseguidos por el radicalismo desde que Cambiemos desembarcó en el Gobierno hace casi dos años. La UCR siempre pugnó por ubicar a un médico del partido en el apetecido sillón de la obra social. La decisión y el hecho consumado dejó a los radicales sin chances de ensayar alguna movida para quedarse con el cargo.
El saliente D`Abate había heredado el cargo de Sergio Cassinotti cuando el presidente Mauricio Macri convocó al entonces titular del IOMA para hacerse cargo del PAMI.
Quienes conocen el funcionamiento de la obra social aseguran que D´Abate nunca llegó a hacer pie en su nueva responsabilidad. “La gestión no venía bien”, dicen cerca de la Gobernadora.
Algunos de sus funcionarios, además, habían quedado comprometidos a partir de una investigación judicial por presuntas estafas con internaciones domiciliarias. Es cierto que los había heredado de la gestión de Cassinotti y éste, a su vez, de la administración sciolista. Pero es incontrastable también que recién los separó del cargo hace algunas semanas con el avance inexorable de la investigación que lleva adelante el fiscal platense Alvaro Garganta.
Algunas decisiones de D`Abate también habían quedado en el ojo de la tormenta. Por caso, el Sindicato Unico de Profesionales, Técnicos y Trabajadores de IOMA (Supttioma) se disponía a hacerle llegar a Vidal una fuerte denuncia por presuntas maniobras para perjudicar a los afiliados a ese sindicato en el proceso de pase a planta permanente que se está gestando en la obra social.
Sin embargo, Vidal adoptó la decisión de reemplazarlo por cuestiones operativas. “Algunas cosas no estaban funcionando”, decían ayer en la Gobernación. “Falta de dinámica” en la gestión, era otro de los reproches que se escuchaban ayer en diversos despachos oficiales.
Finalmente Vidal optó por Di Liscia, a quien conoce desde su paso por la gestión porteña.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: